Un susto nada artístico…

Se presentó un momento de auténtico susto durante la final de natación artística en la modalidad solo libre del Campeonato Mundial de Natación Budapest 2022.

La sirena estadounidense Anita Álvarez, entrenada por la española Andrea Fuentesse desvaneció mientras estaba haciendo su rutina y tuvo que ser rescatada por la preparadora, quien se arrojó al agua para sacarla.

El equipo estadounidense informó que no es la primera vez que le sucede. Le ocurrió el año pasado en las pruebas clasificatorias. Se encuentra fuera de peligro y será evaluada en los próximos días para establecer las causas de lo que fue su segundo desvanecimiento en menos de un año.

Álvarez acabó séptima detrás de la española Iris Tió, que a sus 19 años registró una puntuación de 89.7000 en una prueba en la que el oro fue para la japonesa Yukiko Inui (95.3667), la plata fue para la ucraniana Marta Fiedina (93.8000) y el bronce para la griega Evangelia Platanioti (91.7667).

Una vez recobrada la calma en la piscina húngara, Andrea Fuentes declaró:

Ha sido un buen sustito, me he tenido que tirar porque no lo hacían los socorristas. Me asusté porque veía que no respiraba, pero ya se encuentra muy bien, a tope.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.