Martín Anselmi, entrenador de Cruz Azul, manifestó que el empate 1-1 en la Final de Ida contra el América se desarrolló tal como lo había previsto, aunque subrayó que el encuentro de vuelta será aún más desafiante, especialmente porque el rival contará con la ventaja de jugar en casa.

«Tácticamente fue el partido que imaginamos, creo que idéntico a cómo iban a atacar y cómo iban a ofender. Algunas acciones donde el rival tiene jerarquía, algún duelo que se nos escapó y consiguieron el gol. Creo que lo intentamos, ahora queda un partido más en su casa y será difícil», explicó Anselmi.

El técnico argentino destacó la paciencia y el enfoque del equipo durante el partido, además de compartir su entusiasmo por haber disfrutado su primera final. «No creo que haya faltado paciencia, circulamos bien, tuvimos paciencia para atacar, fuimos súper agresivos cuando teníamos la pelota, todo con calma. Fue una final y la disfruté mucho», mencionó.

Anselmi también afirmó que su equipo está preparado para enfrentar el reto en el Estadio Azteca y se enfocará en recuperarse físicamente en los días previos al decisivo encuentro. «Estas son finales apretadas, para mí el primer partido condiciona mucho y cualquier tipo de marcador cambia. Ahora toca lo mismo, hay que ir allá a hacer un gran partido y recuperar bien, hay que ser inteligentes», concluyó.

Cruz Azul buscará coronarse campeón en el partido de vuelta, enfrentando a un América que tendrá el apoyo de su afición en el emblemático Estadio Azteca.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *