La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió por unanimidad incrementar en 75 puntos base la Tasa de Interés Interbancaria, la cual se ubica en 8.50 por ciento, con efectos a partir del 12 de agosto.

De acuerdo con el Anuncio de Política Monetaria, las presiones inflacionarias acumuladas derivadas de la pandemia y del conflicto bélico continúan afectando a las inflaciones general y subyacente, que en julio registraron tasas anuales de 8.15% y 7.65% respectivamente, manteniéndose en niveles no observados en dos décadas.

No solo eso, advirtió que las expectativas del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) correspondientes para 2022, volvieron a incrementarse de 7.5% a 8.5%, al tiempo que las de 2023 y de mediano plazo aumentaron en menor medida.

Estas previsiones están sujetas a riesgos: al alza se encuentran la persistencia de la inflación subyacente en niveles elevados; presiones inflacionarias externas derivadas de la pandemia; que continúen las presiones en los precios agropecuarios y energéticos por el conflicto geopolítico; la depreciación cambiaria; así como las presiones de costos.

Mientras que a la baja están: una desaceleración de la actividad económica mundial mayor a la anticipada; una disminución en la intensidad del conflicto bélico; un mejor funcionamiento de las cadenas de suministro; un efecto mayor al esperado de la brecha negativa del producto; y un efecto mayor al esperado del Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC).

El Banxico destacó que en los mercados financieros nacionales, el tipo de cambio mantuvo un comportamiento estable, mientras que las tasas de interés de corto plazo aumentaron y las de mayor plazo disminuyeron.

“La información oportuna indica que en el segundo trimestre de 2022 la actividad económica avanzó a un ritmo similar al del trimestre anterior, continuando con una recuperación gradual, al tiempo que las condiciones de holgura se redujeron. No obstante, se mantiene un entorno incierto, con un balance de riesgos sesgado a la baja”, agregó.

Asimismo, señaló que en su decisión más reciente, la Reserva Federal de Estados Unidos aumentó el rango objetivo para la tasa de fondos federales en 75 puntos base por segunda vez consecutiva y anticipó futuros incrementos. A su vez, añadió, un amplio número de otros bancos centrales continuaron incrementando sus tasas de referencia, algunos en mayor magnitud a lo previsto.

De acuerdo con el análisis de Intercam Banco, el aumento de 75 puntos base a la Tasa de Interés por parte del Banxico es el segundo incremento consecutivo de tal magnitud y ha llevado a la tasa objetivo a su nivel más alto desde que Banxico persigue una meta de inflación.

De hecho, las últimas dos alzas en la tasa se equiparan con la totalidad de aumentos en el 2021.

En ese contexto, el análisis adelantó que “consideramos que lo más prudente es esperar que las tasas de interés en México cierren 2022 en niveles cercanos a 9.5%, con probabilidades cada vez más altas de ver una tasa objetivo en 10% o arriba de ese nivel si la inflación no cede”.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.