• Con arrendamiento se tiene garantía de mantenimiento en los vehículos

De acuerdo con la junta para la presentación de propuestas técnicas inició la licitación para la compra de mil patrullas que adquirirá el Gobierno de Puebla.

Para hacer frente a la crisis de inseguridad que se vive en el país los gobiernos están fortaleciendo la prevención y el combate al delito, así como las políticas públicas en materia de seguridad, por lo que es imperante modernizar e incrementar el parque vehicular de las patrullas; con modelos, recientes y a la vanguardia que permite una adecuada vigilancia y operación.

Los beneficios del arrendamiento son mucho mayores a los de la adquisición, ya que se tiene garantía de mantenimiento, con acceso a mecánicos capacitados y que las unidades se encuentren siempre operativas. Si el estado tuviera que contratar un servicio ante cada desperfecto los costos se elevan; sin mencionar que las patrullas terminarán obsoletas en pocos años y en deposititos de chatarrización.

En Puebla existen tres empresas que están compitiendo por ser la elegida para la adquisición de patrullas, sin embargo, no se puede regresar a la compra sin arrendamiento porque se corre el riesgo de los cementerios de patrullas, como los qué hay en otras entidades; Morelos es un ejemplo de ello, donde permanecen estacionadas, abandonadas y descompuestas.
Si en Puebla deciden dar por ganador de la licitación de patrullas a una empresa que no tiene vehículos adecuados para la seguridad, se regresa a la opacidad y al método priista de corrupción, donde se compraba una patrulla inadecuada, se mandaba a un taller de un amigo del funcionario, para que sirviera tan solo un mes, y fallara de nuevo; en un ciclo interminable en el taller mecánico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.