La economía de México se expandió entre enero y marzo de 2022, después de un estancamiento registrado en los últimos tres trimestres de 2021. El inesperado crecimiento fue impulsado por un sólido desempeño de las manufacturas y los servicios, que compensó una contracción de las actividades agropecuarias.

El Producto Interno Bruto (PIB) subió un 0.9% en el primer trimestre de 2022, frente a un nulo crecimiento en el cuarto trimestre del año pasado y una contracción del 0.7% en el tercero, de acuerdo con cifras preliminares divulgadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Al respecto, analistas de Bloomberg y Reuters anticipaban un crecimiento de 1.1%.

El avance estuvo encabezado por un incremento de un 1.1% tanto de las actividades terciarias -que engloban los servicios-, como de las secundarias -que abarcan las manufacturas-, mientras que las primarias -como agricultura, pesca y minería- descendieron un 1.9%.

El resultado del crecimiento se produce después de que la economía de Estados Unidos cayó por primera vez desde 2020 en el mismo período, con un retroceso del PIB a una tasa anualizada de 1.4%, de acuerdo con datos publicados ayer, jueves 28 de abril.

A tasa anual, México creció 1.6% entre enero y marzo, igualando las estimaciones. Sin embargo, las cifras finales del PIB del primer trimestre del año serán publicadas el próximo 25 de mayo.

 

Con información de Reuters y Bloomberg

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.