Sergio Ismael ‘N’, quien fue vinculado a proceso por los delitos contra la dignidad de personas y lesiones en agravio de Luz Raquel Padilla, sale en libertad condicional, tras permanecer recluido un mes en el complejo carcelario de Puente Grande.

En mayo pasado, Sergio Ismael ‘N’ agredió a Luz Raquel Padilla rociándola con cloro. Y es que a ella se le cayó una cubeta con agua y mojó a un perro de pelea, mascota de él. Ambos vivían en el mismo edificio, las puertas de sus departamentos se ubican frente a frente, de ahí que las peleas fueran recurrentes.

Luz Raquel denunció el hecho, y luego de trámites ministeriales, se determinó aprehender a su vecino por haberla atacado. La detención ocurrió a casi una semana después de la muerte de ella.

Sergio ‘N’ deberá cumplir obligaciones con familia de Luz Raquel

Este jueves, luego de la audiencia en el Centro de Justicia para las Mujeres, se concedió la liberación de Sergio Ismael, expuso su abogado Ricardo Pulido, quien informó de las medidas cautelares que se dictaron para los próximos seis meses “se suspendió el proceso, se le fijaron unas obligaciones que debe de cumplir, pero por sigilo de la investigación no las puedo referir”.

Se le fijaron 15 mil pesos a manera de resarcimiento de daños a las víctimas indirectas en el caso; es decir, a la mamá de Luz Raquel, y el pago de sesiones psicológicas para Bruno, su hijo de 11 años de edad.

En tanto, el abogado confirmó que su cliente no tendrá que presentarse a firmar semanalmente. “Si él logra cumplir con esas medidas que se le interpusieron de obligaciones, se sobreseería la presente causa y quedaría totalmente libre”.

Durante la diligencia, Sergio Ismael se mostró tranquilo. “Fue a través de una suspensión condicional de proceso, que lo marca el Código en su artículo 191, el Código Nacional de Procedimientos Penales, como una solución alterna al conflicto o al procedimiento”, explicó su representante legal.

Respecto de la carpeta de investigación la que se asienta que la caligrafía de la fallecida coincide con las características de la grafología de las amenazas pintadas en los muros del edificio en que ella vivía, la fiscalía estatal informó que se recabaron más de 100 entrevistas, y se analizaron más de 250 horas de videos y archivos digitales provenientes de más de 40 puntos con cámaras de vigilancia.

La dependencia ha informado también que la familia de la fallecida nombró a una asesora jurídica a la que se les ha dado acceso a la totalidad del contenido de los datos de prueba.

Es así que el caso aún no concluye, pues falta conocer a los agresores materiales de las lesiones por quemaduras que llevaron al fallecimiento de la activista social por los derechos de las madres cuidadoras de personas con capacidades diferentes.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.