La Diócesis de San Cristóbal de Las Casas y el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) manifestaron su preocupación por la detención del activista defensor de derechos humanos, Manuel Santiz Cruz, presidente del equipo de promotores de la Parroquia de San Juan Cancuc.

El defensor de derechos humanos fue detenido el pasado 29 de mayo, alrededor de las 07:00 horas, por la Policía Municipal y la Guardia Nacional, sin que contaran con una orden de aprehensión, esto en el barrio Abajo (C’ani’) de la cabecera municipal de San Juan Cancuc.

Fue detenido junto con dos personas más: Agustín Pérez Domínguez y Juan Velasco Aguilar. Los tres fueron trasladados a San Cristóbal de Las Casas y puestos a disposición del Ministerio Público de la Fiscalía de Justicia Indígena, hasta el 30 de ese mismo mes, cerca de las 10:00 horas.

Estuvo ilegalmente detenido por más de 24 horas; la puesta a disposición fue supuestamente por posesión de mariguana, de la cual fue liberado el 31 de mayo alrededor de las 21:00 horas, indicaron los manifestantes.

Sin embargo, después de su liberación, fue detenido por elementos policiales a través de una orden de aprehensión por el supuesto delito de homicidio calificado de un policía municipal de Cancuc y fue trasladado al Juzgado de Control del Centro Estatal de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS) No. 5.

Por ello, este 1 de junio, familiares de los detenidos, junto con integrantes del Frayba, se encontraban en el Juzgado de control, donde fueron detenidas dos personas más: Agustín Pérez Velasco y Martín Pérez Domínguez, quienes testificaron a favor del defensor.

Además, los abogados y observadoras internacionales de Swefor fueron amenazados, hostigados e intimidados por policías estatales.

Además, señalaron que los servidores de la Parroquia de San Juan Evangelista y el Comité de Derechos Humanos han visibilizado las acciones de violaciones a derechos humanos del presidente municipal y la Policía Municipal, así como su opuesto a la presencia de la Guardia Nacional en el municipio.

Por todo lo expuesto, exigieron al gobierno del Estado la inmediata liberación de los detenidos en el municipio de San Juan Cancuc. Y, que deje de criminalizar a los defensores de los derechos humanos en los municipios de Chiapas.

La parroquia de San Juan Cancuc junto a la Diócesis, acompañan procesos de defensa de la madre tierra, formando servidoras y servidores comprometidos con la paz, reconciliación y búsqueda de la justicia. Indicaron que en varias ocasiones han levantado la voz contra proyectos de muerte, destrucción y violencia.

Santiz Cruz es tseltal y presidente del Comité de Derechos Humanos San Juan Evangelista, desde su fundación en el 2016, promueven acciones de defensa del territorio en contra de la construcción del tramo carretero San Cristóbal de Las Casas-Palenque.

También, se opusieron a la presencia de la Guardia Nacional (GN) en el municipio, así como en contra de la venta de alcohol y drogas en la cabecera municipal.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.