Los jesuitas de México denunciaron este martes el homicidio de Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar, sacerdotes jesuitas de la comunidad de Cerocahui, Chihuahua, asesinados el 20 de junio al interior del templo de la comunidad.

La orden religiosa señaló que los sacerdotes, de 79 y 81 años, fueron atacados por sujetos armados.

“Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos del templo”, se lee en un comunicado publicado por la orden religiosa.

La Compañía de Jesus recalcó que estos hechos no son aislados y acusó que la Sierra Tarahumara, como muchas otras regiones del país, enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas.

“Todos los días hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida, como hoy fueron asesinados nuestros hermanos”, destacó.

Los jesuitas exigieron que de forma inmediata se adopten todas las medidas de protección para salvaguardar la vida de los hermanos jesuitas, religiosas, laicos y de toda la comunidad de Cerocahui.

Los jesuitas de México no callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz, a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales”.

Los agresores huyeron 

Medios locales informan que Fiscalía de Justicia de Chihuahua confirmó la muerte de los párrocos así como de una tercera víctima, quien fue atacada afuera del templo e ingresó a solicitar ayuda.

El Gobierno del Estado de Chihuahua condenó la muerte de los clérigos y aseguró que se actuara con toda la fuerza del Estado para dar con los responsables, además de que se activaron los mecanismos de coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional y Guardia Nacional para realizar operativos en la zona del ataque armado.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.