Un enfrentamiento en la planta productora del Cruz Azul en Tula de Allende, Hidalgo, dejó al menos 11 heridos y 8 fallecidos, de acuerdo a información del Gobierno de Hidalgo. Ante esto, la Cooperativa de la empresa condenó los actos de violencia y los acusó de ilegales.
 
La madrugada de este miércoles, se registró un enfrentamiento en las instalaciones de la cementera entre cooperativistas y disidentes en un intento de toma de la planta. Durante este, se detonaron armas de fuego y se quemaron vehículos.

La Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) detalló que la mañana de este miércoles, al 911 de Emergencias se notificaron agresiones y disturbios entre dos grupos en uno de los accesos a la planta.

Al sitio acudieron integrantes de instituciones de seguridad, protección civil y médicas para la atención del incidente, informó la SSPH.

Actualmente, fuerzas de seguridad resguardan la zona y autoridades de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo llevan a cabo el procesamiento del lugar para determinar el número de personas fallecidas y lesionadas en traslado a clínicas para su atención, aclaró la SSPH.

Asimismo, aseguró que las instalaciones y vehículos presentan daños, que se documentan mediante las diligencias correspondientes.

Ante esto, los socios de la Cooperativa y miembros de los Consejos de Administración y Vigilancia acusaron al grupo de ostentarse como presidentes de los Consejos y permitir el acceso a “vándalos ajenos a las instalaciones, agrediendo y poniendo en riesgo a la comunidad”.

Reiteraron que “en ningún momento se ha considerado la violencia” como opción y recalcaron que su acción se ha llevado a cabo con el apoyo de las autoridades.

Image

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.