Luego de una persecución, civiles armados interceptaron y asesinaron al hijo del alcalde priista de Villagrán, Juan Lara Mendoza, así como a su esposa, quien era trabajadora en el mismo gobierno municipal.

Florencio Lara González, de aproximadamente 30 años de edad, quedó sin vida en el asiento del conductor de un automóvil Matiz de color gris, placas GTM 217D, tras el ataque ocurrido cerca de las 11 de la mañana del lunes.

Su pareja, Mildret, empleada del gobierno municipal, fue trasladada por paramédicos todavía con vida a un hospital, pero falleció cuando era atendida.

De manera extraoficial pudo conocerse que ya la semana pasada el hijo del alcalde villagranense había sido víctima de un intento de asesinato.

Según un comunicado del propio gobierno de Villagrán, en la cabina de la Dirección de Seguridad Pública se recibieron llamadas advirtiendo de detonaciones de armas de fuego en la avenida Luis Donaldo Colosio de esa ciudad.

Presuntamente, los disparos eran hechos por civiles que en un vehículo perseguían un auto Matiz de color gris, el mismo que conducía Florencio Lara.

Finalmente, fue alcanzado y el hombre y su esposa recibieron varios disparos.

“El gobierno municipal lamenta profundamente estos hechos, mismos que lastiman a todos los villagranenses y trastocan el diario acontecer de los ciudadanos. Por lo anterior exigimos el pronto esclarecimiento de estos lamentables acontecimientos”, se señaló en el comunicado, aunque en éste no se confirmó la identidad de las víctimas, sino hasta posteriormente en dos esquelas.

Juan Lara Mendoza cumple un segundo periodo como presidente municipal de Villagrán, cargo que ocupó en el trienio anterior abanderando a Nueva Alianza.

Su administración fue investigada por autoridades estatales y federales, e incluso cuentas de la presidencia municipal fueron congeladas por la Fiscalía General de la República, puesto que se señaló una presunta relación con la delincuencia organizada, específicamente con el Cártel de Santa Rosa de Lima y su ex líder José Antonio Yépez, “El Marro”.

Sobrinos de Lara fueron lugartenientes u hombres del círculo de confianza de “El Marro”, lo que fue reconocido públicamente por el alcalde. Se trata de Fabián, Noé, alias “El Puma” y Luis Ángel.

Por delincuencia organizada, Fabián fue capturado en Rosarito, Baja California, en febrero del año pasado.

Lara Mendoza siempre negó participar en alguna actividad ilícita. Y con todo y estos antecedentes, contendió por un segundo periodo y ganó.

Sin embargo, para esta segunda ocasión fue cobijado por el PRI, que incluso le dio la bienvenida en un evento público.

Apenas el 17 de mayo pasado, el director de Servicios Municipales Miguel Ángel Noria, funcionario del gobierno de Lara, fue asesinado cuando salía de su casa para dirigirse a la Presidencia Municipal.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.