Un niño de 3 años de edad originario de la comunidad de Caleras, en el municipio de Tecomán, murió la tarde del viernes 27 después de resultar lesionado por disparo de arma de fuego.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó la apertura de una investigación para esclarecer el suceso, que fue reportado al número de emergencias alrededor de las 18:45 horas, en relación con el caso de “un niño de 3 años lesionado por disparos de arma de fuego hechiza, en un domicilio de la comunidad de Caleras”.

El organismo de procuración de justicia indicó que, “conforme a las primeras indagatorias, el menor se había disparado de manera accidental cuando tomó el arma referida que había dejado un hermano de 24 años de edad en las escaleras que dan a una segunda planta de esa vivienda, y mientras se metió a bañar, el infante toma la pistola y se la lleva al patio ubicado en la primera planta, lugar donde se dieron los hechos”.

Derivado de lo sucedido, el menor fue trasladado en ambulancia a un hospital de la ciudad de Tecomán, donde según se reportó era atendido cuando perdió la vida, mientras el hermano del niño fue presentado a declarar ante la agencia del Ministerio Público.

Así mismo, elementos de la Policía de Investigación de la Fiscalía recibieron la notificación de la muerte del menor, ante lo cual se trasladaron al nosocomio donde llevaron a cabo las averiguaciones y pesquisas correspondientes para el levantamiento del cuerpo.

De acuerdo con información preliminar, trascendió que tras el hecho el menor fue trasladado en un automóvil particular, al Hospital General de Tecomán, pero en el camino el vehículo fue interceptado por una ambulancia que lo esperaba en la entrada principal a esa cabecera municipal.

Sobre las circunstancias del hecho, durante las primeras horas circularon versiones extraoficiales contrapuestas, pues por una parte se manejó que el propio menor se propinó un disparo de manera accidental, pero otras versiones señalaban que al parecer el niño presentaba tres heridas de bala.

En su comunicado, la FGE no precisa de manera expresa el número de proyectiles recibidos por la víctima, aunque al referirse al primer reporte recibido por la central de emergencias indicó que se trataba de “un niño de tres años lesionado por disparos de arma de fuego hechiza”.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.