Luego de que la prensa nacional que acompaña su viaje a Sinaloa fuera interceptada por un grupo de hombres armados, el presidente López Obrador aseguró que «no pasó nada, afortunadamente».

El mandatario minimizó el hecho luego de responder que estaba al tanto de lo sucedido.

Ayer por la mañana, reporteros que cubren su gira por Sinaloa documentaron mediante videos y fotografías haber sido detenidos en el municipio de Badiraguato por un grupo de hombres armados, quienes les preguntaron a dónde se dirigían y los dejaron ir mientras conducían por la carretera Badiraguato-Guadalupe y Calvo.

Esto mientras López Obrador visita el estado de Sinaloa el fin de semana.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.