Tras el asesinato del periodista Armando Linares, distintas organizaciones exigieron a las autoridades garantizar la seguridad de los periodistas. El colectivo de periodistas NiUnoMas Michoacán acusó a través de un pronunciamiento al Gobierno Federal y el Estatal para desestimar las amenazas contra los periodistas de Monitor Michoacán, así como de no proporcionar los mecanismos de protección necesarios a Linares.

“La indolencia del Estado Mexicano que opta por voltear el rostro y generar cortinas de humo para no asumir su responsabilidad en lo que es una realidad lacerante en nuestro país: la cotidianidad de los asesinatos y violaciones de derechos a periodistas y la permisibilidad gubernamental frente a ello”, denunció el comunicado.

Leer más| Asesinan al periodista Armando Linares en Zitácuaro, Michoacán

El martes 15 de marzo, el director de la página Monitor Michoacán, Armando Linares, fue asesinado en Zitácuaro, Michoacán. Recibió, al menos, ocho balazos afuera de su domicilio.

El pasado 31 de enero de este año, mediante un video publicado en la página de Facebook del medio, Linares confirmó el asesinato de su colaborador Roberto Toledo.

El colectivo NiUnoMas Michoacán demandó a las autoridades la no revictimización de Linares y al gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, una revisión puntual del Mecanismo Estatal de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos.

Exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador “tomar con toda la seriedad debida los asesinatos, agresiones y violaciones de derechos de periodistas y trabajadores de medios de comunicación en México” y dejar de utilizar a los comunicadores “políticamente”.

Igualmente, reclamaron al Fiscal General del Estado, Adrián López Solís, una investigación puntual e inmediata y establecer como una de las líneas de investigación el trabajo periodístico de Linares, además de emitir un informe con los avances de las investigaciones y un pronto esclarecimiento de los hechos para que no haya impunidad.

Por último, exigieron el cese a los homicidios y agresiones contra periodistas en Michoacán y México.
 
Asimismo, la Federación Internacional de Periodistas (FIJ) reclamó una investigación inmediata del caso para que se halle a los responsables y que se tomen medidas urgentes para proteger las vidas de los trabajadores de prensa del país.

Reclamó que se aplique en el protocolo homologado para investigar estos “delitos contra la libertad de expresión”y que se indague en profundidad sobre las amenazas recibidas por los comunicadores de Monitor Michoacán, “a quienes se les debe garantizar protección efectiva y urgente”.

La FIJ denunció que “los altos niveles de violencia que sufren los trabajadores de prensa en México, muchos de ellos de medios locales y comunitarios, son un ataque a la libertad de expresión y al derecho de esas poblaciones a estar informadas”.

Ante esto, afirmó que debe de haber una “intervención urgente”de las autoridades de todos los niveles de gobierno para “evitar que continúe profundizándose” la situación.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.