La policía estatal Fuerza Civil aseguró hoy seis tomas clandestinas en seis ranchos de la localidad, como parte de los operativos que emprende el estado para detener la extracción ilegal del líquido que escasea en la localidad.

Uno de los ranchos, ubicado en el municipio rural de Los Ramones, a la altura del Kilómetro 73 de la Carretera Libre a Reynosa, tenía una presa de unos dos kilómetros de extensión, que era utilizada como granja para criadero de truchas.

El agua era sustraída de manera ilegal de la Presa El Cuchillo, la más grande de la entidad, que actualmente se encuentra al 50% de su capacidad.

Personal de Agua y Drenaje del estado acudió al punto para extraer con bombas el líquido robado por el particular, y enviarlo al área metropolitana de la entidad donde, a falta del recurso, solo hay disponibilidad del mismo de 4:00 a 10:00 horas, todos los días.

En el operativo, en el que estuvo presente el gobernador Samuel García, se observa cuando elementos estatales rompen con pinzas las alambradas para acceder a los terrenos donde se encuentran los dispositivos a través de los cuáles se sustrae agua de manera subrepticia.

Dijo el mandatario, para establecer un comparativo, que el agua que había sido sustraída aqhí, sirve para cubrir las necesidades de un municipio como García.

En el operativo, los policías y técnicos de Agua y Drenaje recorrieron la Región Citrícola de la entidad, al sur poniente de la capital, por donde corren los ríos Ramos y Pilón.

No se dio a conocer el nombre de los propietarios de los ranchos donde fueron aseguradas las tomas.

“Sea o no competencia estatal, vamos a arreglar la crisis del agua”, se comprometió García Sepúlveda en un video que difundió en sus cuentas de redes sociales, durante el operativo.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.