Unas horas después de la masacre en la que 11 personas, ocho de ellas mujeres, fueron asesinadas en el interior de un hotel y dos bares aledaños en Celaya, el gobierno federal anunció el envío de un contingente más de fuerzas armadas a esta ciudad.

En un comunicado fechado en la XII Región Militar con sede en Sarabia, la Secretaría de la Defensa Nacional anunció a través de las comandancias de esta región y de la 16ª Zona Militar que más de 800 efectivos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano fueron enviados a Celaya, un municipio que permanece bajo el asedio de dos grupos delictivos, el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Santa Rosa de Lima.

Los elementos integran la Fuerza de Tarea Conjunta y la Fuerza de Tarea Regional.

“Estas unidades se suman al esfuerzo que actualmente se realiza en materia de seguridad en Celaya…este personal del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional actúa en coordinación con las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, Fiscalías General de Justicia y de la República, así como autoridades Municipales”, dice el comunicado.

Según el boletín, este destacamento se encargará de realizar operaciones para inhibir actividades de la delincuencia organizada en conjunto con las otras instituciones “actuando en todo momento con pleno respeto a los derechos humanos”.

Mientras tanto, en una rueda de prensa, el Secretario de Seguridad Pública de Celaya, Jesús Rivera Peralta, atribuyó la masacre a “una disputa interna de un grupo criminal”, en alusión al Cártel de Santa Rosa de Lima.

En cuanto a las mujeres víctimas de este multihomicidio, Rivera Peralta dijo tener conocimiento de que algunas trabajaban en los bares y otras acompañaban a los hombres asesinados.

“Es un hecho que se dio como una disputa, en el análisis que se hizo del lugar y los mensajes que dejaron en las cartulinas, es un hecho de una disputa interna de un grupo criminal”, fue la afirmación del secretario de seguridad celayense.

Al asegurar que la coordinación entre autoridades para combatir la criminalidad en Celaya y la región, el secretario insistió en que el ataque con armas de alto poder por un convoy de sicarios fue “una acción muy específica focalizada a un grupo delincuencial”.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.