“A continuación compro Coca-Cola para volver a ponerle cocaína”, escribió el hombre más rico del mundo, Elon Musk, propietario de Tesla, Space y de Twitter, red social que usó para publicar este mensaje.

Esto lo hizo después de compartir las nuevas modificaciones que realizará a Twitter para convertirla “en la plataforma de la libertad de expresión en todo el mundo” y en un medio para divertirse.

Su mensaje de comprar Coca-Cola fue una broma, al igual que mencionar que quiere recuperar la supuesta receta original del refresco más famoso del mundo y volver a introducir un ingrediente que está prohibido por considerarse una droga: la planta de coca.

“Luego compro Coca-Cola para volver a poner la cocaína”, ha dicho el presidente y cofundador de Tesla a manera de broma y para burlarse de sus detractores.

Su chiste acumula en Twitter cerca de tres millones de “Me gusta” y ha sido retuiteado más de 500 mil veces en unas horas.

Un internauta le recordó que la primera botella de Coca-Cola vendida en 1894 contenía 3.5 gramos de cocaína y que en 1903 fue reemplazada por cafeína.

Entonces Musk se acordó de otra famosa bebida energética que, desde hace años, se ha convertido en el gran rival de Coca-Cola por sus propiedades estimulantes.

“¡Una patada en el culo de Red Bull!”, contestó el magnate, tras aclarar que se trató de una broma.

“¡Hagamos que Twitter sea lo más divertido posible!”, pidió el empresario a los usuarios de la red social.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.