Desde El Salvador, el presidente Andrés Manuel López Obrador exigió al gobierno de Estados Unidos que sea corresponsable en la solución del conflicto migratorio de Centroamérica, modificando sus políticas migratorias y ayudando a combatir las causas que obligan a millones de personas a dejar su hogar «por hambre y violencia”, y junto con el presidente Nayib Bukele, anunció que duplicará el monto de los recursos para programas sociales en El Salvador.

En su segundo día de gira por Centroamérica, el mandatario mexicano arribó esta mañana a El Salvador y sostuvo una reunión privada con el presidente Nayib Armando Bukele Ortez, en la que abordaron temas como migración, cooperación en materia aduanera, inversión privada, seguridad y defensa.

Así como apoyo financiero para la ejecución de proyectos estratégicos de infraestructura vial, ferroviaria, portuaria y aeroportuaria. También hablaron acerca de la compra de combustible a precios preferenciales, y los programas Mesoamérica sin hambre, Sembrando vida y Jóvenes construyendo el futuro.

Luego, cerca de las 15:00 horas, ambos jefes de Estado ofrecieron un mensaje desde la residencia oficial Casa Presidencial de El Salvador que fue transmitido en redes sociales.

Al respecto, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, destacó la política exterior de México y dijo que así deberán actuar los gobiernos de otras naciones, es decir, actuar con respeto, trabajar en conjunto y evitar el injerencismo en asuntos internos de cualquier nación.

 

Incluso, señaló que el presidente López Obrador es una persona que admira porque se ha convertido en un referente a nivel global y en Latinoamérica.

El mandatario de El Salvador dijo que la charla con el presidente de México fue productiva y se abordaron además de los temas anteriores, el caso de la Cumbre de las Américas, que se realizará en los próximos días en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos, pero no dio detalles.

Además, consideró que en tema de migración se van a enfocar en aplicar programas sociales para tratar de arraigar a las personas, pues lamentó que sean jóvenes los que deciden salir de Centroamérica para buscar un mejor de vida en Estados Unidos.

Por su parte, el presidente López Obrador dijo que los gobiernos de El Salvador y México tienen desafíos distintos a la absurda guerra que se registró en la década de los 70 y 80 en Centroamérica

“Ahora los desafíos tienen que ver con la lucha contra la pobreza, la desigualdad, el desempleo y la marginación que son las raíces profundas de la inseguridad, la migración y otras desdichas”, indicó.

Esta situación, señaló, demanda el esfuerzo conjunto de los tres países de esta región (Guatemala, Honduras y El Salvador), además de México y Estados Unidos.

“Por donde quiera que verse, Estados Unidos es protagonista del fenómeno migratorio y debe, en consecuencia, ser corresponsable en darle solución, modificando sus políticas migratorias y ayudando a combatir las condiciones que obligan a millones a abandonar sus lugares de residencia”, exigió el presidente.

Ello debido a que toda persona, sostuvo, tiene derecho a permanecer en el país que nació y nadie debe sentirse forzado a emigrar por hambre o violencia.

“Y nadie deber ser cocido a balazos por cruzar la frontera, o ser un sembrador de maíz en plena selva extranjera o eterno indocumentado”, expresó.

Luego, dijo que «le llena de orgullo” el hecho de que, con el gobierno del presidente Nayib Bukele, El Salvador sea el país de Centroamérica que más ha avanzado en la aplicación de los programas del gobierno de México, denominados Sembrando vida y Jóvenes construyendo el futuro, a través de inversión directa de ambas naciones.

“El programa Sembrando Vida beneficia a 10 mil pequeños agricultores de 10 departamentos de El Salvador, 18 por ciento mujeres y 81 por ciento hombres, la posibilidad de mejorar su calidad de vida, impulsando la producción en sus parcelas mediante ayudas monetarias mensuales de 250 dólares”, informó López Obrador.

Duplicarán monto de los programas sociales

Enseguida, anunció que, a propuesta del presidente de El Salvador, los programas del gobierno de AMLO se van a incrementar al doble y ambos países van a destinar los recursos para tratar de arraigar a los campesinos en su tierra.

“Me da gusto constatar para que no volvamos a ser nunca más, los tristes más tristes del mundo y que pasemos a ser los más felices del mundo”, indicó AMLO.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.