El gobierno de Colombia reclamó al presidente Andrés Manuel López Obrador la “injerencia desobligante en los asuntos internos de nuestro país”, que en su opinión cometió al afirmar que Gustavo Petro, el candidato de izquierda a la Presidencia del país sudamericano, afronta “una guerra sucia de lo más maligno y cobarde”.

“Con el mismo respeto que hemos profesado por las instituciones y por el señor presidente de México, le solicitamos respetar la autonomía del pueblo colombiano para escoger a su próximo presidente sin injerencias que traten de influir en los electores”, planteó la Cancillería desde su cuenta de Twitter.

De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores del país sudamericano, “Colombia adelanta un proceso democrático con todas las garantías institucionales para los aspirantes a la Presidencia de la República. Tanto los que apoyan a un candidato, como al otro, merecen todo el respeto de la comunidad internacional y de altos dignatarios”.

A dos semanas de la segunda vuelta de las elecciones de Colombia, impera la incertidumbre respecto a quién, entre Petro o el populista multimillonario Rodolfo Hernández, sucederá al ultraderechista Iván Duque Márquez en la Presidencia. En la primera vuelta, Petro obtuvo el 40% de los votos y su rival 28%, pero los demás candidatos de derecha están llamando a votar por el magnate “por miedo a Petro”.

En su conferencia matutina de este viernes, López Obrador expresó su apoyo a Gustavo Petro por iniciativa propia. “Le mando un abrazo a Petro desde aquí. ¿Y saben por qué lo abrazo? Porque está enfrentando una guerra sucia de lo más indigno y cobarde, todo lo que ya vimos y padecimos en México. ‘Petro, un peligro para Colombia, comunista, guerrillero, Colombia va a ser como Venezuela’, etcétera”, dijo.

Y agregó: “Lo hago porque si alguien ha padecido, y no exagero ni me siento víctima, de esas guerras sucias, es el que les habla, desde hace años. Por eso, ánimo y hay que tenerle mucha fe al pueblo, confiar en el pueblo, en la inteligencia del pueblo, no hay más que eso”.

El reclamo del gobierno colombiano hace eco a una exigencia que el propio López Obrador suele expresar cuando se refiere a los gobiernos de Estados Unidos o de países europeos: la no injerencia en asuntos internos y el respeto a la soberanía.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.