El presidente Andrés Manuel López Obrador envió sus condolencias a familiares de las víctimas de la masacre registrada ayer en una escuela primaria de la ciudad de Uvalde, Texas donde fueron asesinados a tiros 14 niños y un profesor.

Al respecto, dijo que no hay duda que las víctimas son de origen mexicano y evitó hablar sobre la necesidad de regular el acceso y comercio laxo de armas en Estados Unidos en el contexto de la demanda que mantiene el gobierno de México en una corte estadunidense.

“No quiero tocar ese tema de las armas porque está todavía el duelo y no se trata de hablar del origen, las causas y más si es algo que tiene que ver con nosotros porque hemos estado planteando las cosas, pero sería aprovecharnos de la desgracia y mejor esperar un tiempo”, expresó.

En la conferencia mañanera, el mandatario mexicano se enfocó en transmitir su solidaridad a los familiares de las víctimas de la masacre y destacó que en México también suceden este tipo de crímenes.

“Mandarles un abrazo fuerte como lo hacemos con los que pierden la vida en nuestro país, nos duele mucho que haya estas desgracias y mandarles un abrazo a los jóvenes y familiares de las víctimas”, dijo.

Y agregó:

“Mi solidaridad con el gobierno de Estados Unidos porque son momentos muy tristes y difíciles, lo mismo padecemos aquí”, señaló en referencia a la ola de violencia que no cesa en México.

 

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.