Con tortillas de harina y carne asada, la mexicana Michelle Salazar abrió un negocio llamado Sonora Taquería en Reino Unido, donde los sabores del norte de México reinaban en un puesto; sin embargo, hace unos días le llegó una carta de un restaurante británico que le reclama el uso de la palabra ‘taquería’.

Michelle, cuya familia dirige la cadena llamada Pollo Feliz en el norte de México, viajó a aquel país para estudiar y con el tiempo inició una empresa al lado de su esposo Sam Napier, el cual les ayudó durante una crisis económica; a la par tienen un negocio llamado Sonora Tortillería, donde venden tortillas de harina, especialidad norteña.

Este es un pequeño negocio de comida mexicana en Londres, en un parque público que inició en 2020; a inicios de julio dio a conocer que este mes se mudarían de local para crecer; sin embargo, justo ahora la empresa Worldwide Taquería, cuyo nombre comercial es Taquería UK, reclama el nombre.

Sonora Taquería vende diversos platillos mexicanos con las emblemáticas tortillas de harina: barbacoa, tacos sonorenses de carne asada, tortas, quesadillas, totopos, aguachiles y micheladas que causaron sensación en los paladares ingleses.

La disputa por la palabra ‘taquería’

En un oficio de 20 páginas que recibió la mexicana este 6 de septiembre, Worldwide Taqueria, propiedad de Trent Alexander Ward y Daniele Benatoff, solicita que cese y desista de usar la palabra ‘taquería’ en su nombre e identidad.

Dicha empresa inglesa tiene dos restaurantes en Londres, en Notting Hill y en Exmouth Market, y señala que el uso de esta palabra en el negocio de la mexicana es una infracción de la marca.

En su marca únicamente se lee la palabra “Taquería” y en su sitio se describe: “Mexican taco restaurant in Notting Hill” (Restaurante de tacos mexicanos en Notting Hill); vende tacos variados, como bistec y otros de combinaciones como cebollas crujientes y almendras, queso de cabra y salsa de tamarindo.

Michelle y Sam comentaron al medio local Eater London que ‘taquería’ es un término genérico y no refiere a la empresa británica:

“Básicamente, la sensación general que estamos recibiendo es que vale la pena luchar”, dijo Napier, “si se registra el derecho de autor de algo, tiene que ser no descriptivo y distintivo”.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.