Más de 10 mil millones de pesos es el dinero que ejerció de manera “adicional” el gobierno de Morelos con respecto al que le fue presupuestado por el Congreso local en el 2021, confirmó la secretaria de Hacienda, Mónica Boggio Tomasaz, al comparecer ante diputados como parte de la glosa del tercer informe del mandatario estatal, Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Precisó que el año pasado, el presupuesto ejercido por la administración estatal ascendió a 37 mil 301 millones 127 mil pesos, mientras que el presupuesto autorizado por la Cámara de Diputados fue por la cantidad de 27 mil 144 millones de pesos, lo que evidentemente muestra una notoria diferencia entre lo que se ejecutó contra lo que se presupuestó.

La secretaria de Hacienda aseguró a los legisladores que “fue mínima” la libre transferencia de recursos que el Poder Ejecutivo realizó debido a que la gran mayoría del presupuesto que recibió de la Federación ya venía etiquetado.

Aseguró, por ejemplo, que de los más de 10 mil millones de pesos adicionales ejercidos, seis mil 432 millones de pesos fueron para la deuda pública que el Estado tiene con diversas instituciones bancarias, mientras que el resto de los tres mil 797 millones de pesos fueron por concepto de convenios federales.

La secretaria se comprometió con los legisladores que se interesaron en preguntarle de qué manera invirtió el excedente del presupuesto que recibió Morelos, a enviarles por escrito y de manera pormenorizada el detalle de lo que ella llamó “reasignaciones presupuestales” ejecutadas el año pasado.

El presidente del Congreso, Francisco Sánchez Zavala, preguntó a la titular de Hacienda si sería considerado un delito la libre reasignación presupuestal, en caso de que el Poder Ejecutivo no tuviera esa atribución considerada en los artículos transitorios del Presupuesto de Egresos.

-Si usted hiciera esas reasignaciones, sin contar con esa cláusula, sería un delito ¿no?

-“Sino tuviéramos esa disposición estaríamos actuando fuera de la normatividad”

-¿Sabe qué delito es? ¿Cuál es?

-“Ejercicio indebido…”, respondió la secretaria de Hacienda.

Mónica Boggio dijo, “y aunque sé que no nos gusta hablar de nuevos impuestos, hay muchos que pudieran complementarse sin dañar a la sociedad, por ejemplo, los impuestos a los vicios, a las bebidas alcohólicas, a los casinos, pues el que tiene para ir a jugar es porque tiene”.

Reconoció que aunque se quiera avanzar en la distribución de un presupuesto más equitativo y justo, “la cierto es que nunca va a alcanzar”.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.