El alcalde de Cuernavaca, José Luis Urióstegui Salgado, confirmó que en breve habrá destitución de funcionarios municipales debido a la “negligencia e imprudencia” que provocaron el colapso del puente colgante del Paseo Ribereño, el martes 7 de junio, que dejó más de 20 personas heridas.

Dijo que las evidencias “técnicas” que circulan en redes sociales y de las cuales se ha dado cuenta en Apro, tales como el oficio de Protección Civil que desde marzo pasado recomendaba no abrir al público el puente debido a fallas técnicas que debían corregirse, señalan el comportamiento negligente e imprudente de varios funcionarios que no pueden continuar en el ayuntamiento.

“Las responsabilidades (de los hechos) las tienen que determinar tanto la Contraloría municipal como el Ministerio Público”, sostuvo Urióstegui Salgado, sin embargo, “las acciones de la administración municipal son mi responsabilidad y en ese sentido yo habré de tomar las decisiones que me corresponden para separar del cargo a quien deba separar en su caso”.

Aseguró que en el menor tiempo posible se tomarán las decisiones porque no se puede dejar en el cargo a funcionarios que ponen en riesgo a sus compañeros de gobierno o a la ciudadanía de Cuernavaca.

Afirmó que no habrá solapamiento de aquellos funcionarios, sin mencionarlos por su nombre, que conocían del mal estado del puente y no advirtieron sobre el peligro.

El oficio del 3 de marzo pasado, firmado por la coordinadora de Protección Civil, Paola Hernández Vargas, establece claramente que no se debe abrir al público la zona del puente colgante por representar un peligro. El oficio fue dirigido Pablo Aguilar Ochoa, secretario de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos, con copia al titular de Desarrollo Económico y Turismo, Humberto Paladino Valdovinos.

Ambos funcionarios sabían y no advirtieron, de hecho, participaron en el recorrido del martes pasado, resultando con lesiones leves provocadas por la caída del puente. Hasta el momento, ninguno de los dos funcionarios ha dado la cara a los medios de comunicación para conocer su postura respecto a lo ocurrido.

En tanto, el partido Morena de Morelos emitió un comunicado para reprochar al ayuntamiento que no ha prestado ayuda a la regidora de esa fuerza política, Patricia Torres, quien resultó con fractura expuesta de la tibia derivada de la caída del puente. “Denunciamos la inconsciente desatención que padece” lo que “pone en riesgo mayor su salud”.

El comunicado fue firmado por delegado estatal de Morena en funciones de presidente, César Raúl Ojeda Zubieta, y en él se exige que “las autoridades del municipio den cuenta clara de quienes son los responsables de este muy lamentable accidente, se apliquen las sanciones y se reparen los daños sufridos por las personas afectadas”.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.