La disputa por el poder político y económico en el municipio Xoxocotla, ha provocado que ahora mismo haya dos presidentes del concejo indígena, uno propuesto por el Tribunal Estatal Electoral (TEE), y otro elegido en febrero pasado, por el cabildo, y ratificado por el pueblo en asamblea, el domingo pasado.

La noche del viernes 18 de marzo el Tribunal Estatal Electoral (TEE) informó que dentro de las atribuciones y funciones del cabildo no se encuentra la libre y potestad de designar de entre sus miembros a un presidente municipal, “por tanto queda sin efectos dicha designación realizada por el cabildo”, el 28 de febrero pasado, cuando votaron y aprobaron que el regidor Raúl Leal Montes ocupara ese cargo, tras el asesinato de Benjamín López Palacios, el 11 de enero pasado, y el del secretario municipal Manuel Alejandro Jiménez Ponciano, el 15 de marzo.

Por lo tanto, resolvió que lo procedente sería que tomara protesta a Abraham Salazar Ángel, suplente de López Palacios, para el periodo 2022-2024, y agregó que, por ende, la reunión convocada para el 20 de marzo pasado, ya no tenía «sustento para su celebración”.

Sin embargo, la asamblea general convocada con anterioridad, en donde se definiría «por método de votación por pelotón», al presidente municipal de Xoxocotla sí se llevó a cabo.

En ese escenario, Abraham Salazar Ángel no acudió —como recomendó el TEE—, pero Raúl Leal Montes, sí lo hizo y, al hacerse acompañar de tres mil personas, logró ganar la elección por el método de pelotón, y con de ea manera se hizo de la presidencia del consejo municipal.

Raúl Leal se presentó a dicha reunión, celebrada en la unidad deportiva del pueblo, con chaleco antibalas, y con unos 10 elementos de seguridad, entre privados, y estatales, de la Comisión Estatal de Seguridad (CES).

Durante la asamblea que comenzó como a las 18:00 horas y que terminó una hora después el helicóptero de la CES, así como patrullas policíacas hicieron recorridos y montaron operativos de seguridad.

Tras ser electo por los asistentes —tres mil, de más de 19 mil electores registrados—, Leal Montes, tomó protesta y declaró que lo habían amenazado de muerte, y responsabilizó a Abraham Salazar Ángel, alcalde suplente y ratificado por el TEE, y a Silvia Herrera, síndica, de lo que le pudiera pasarle a él y a su familia.

Al respecto, Raúl Leal Montes dijo que “esto no puede seguir así, no podemos seguir estando callando mientras nos están acabando uno por uno, y no se vale señores, ¡no se vale!”.

En tanto, la mañana del domingo —horas antes de la asamblea—, la síndica Silvia Herrera Rivera, tomó la protesta de ley a Abraham Salazar Ángel, como presidente del concejo indígena de Xoxocotla, población ubicada al sur de la entidad y colindante con la autopista del sol México-Acapulco.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.