A dos años de que su expareja le arrebatara a su hija menor, Meztli Granados Robles pudo reencontrarse con ella gracias a los esfuerzos de la Fiscalía General y la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, lo que agradeció públicamente.

En un mensaje a través de la red social del grupo de mujeres “Mucha Madre”, Meztli reconoció el apoyo de esos organismos estatales para recuperar a Nikté, sin dejar de subrayar que su búsqueda de justicia y de hallar a otros menores se mantiene en pie.

“Agradecemos a la @Fiscalia_Mor a @cdhmorelos por el gran apoyo de recuperación de mi hija Nikté y no descansaremos hasta q aparezcan todas las demás #nosfaltantodas #justiciaparalasmadres #justiciaparalasinfancias que se garantice la no repetición gracias”, se lee en el mensaje.

En un caso de violencia vicaria, el 26 de abril en la sede de la CDH Morelos se llevó a cabo la entrega de la menor a su madre, a solicitud de los representantes legales de Granados Robles para hacerlo por esta vía.

Para favorecer el reencuentro madre-hija, la Comisión de Derechos Humanos definió un espacio de privacidad a fin de que ambas pudieran platicar en libertad y adaptación.
Asimismo, para que la madre tuviera oportunidad de verificar el óptimo estado físico y emocional de su pequeña, tras lo cual y con el visto bueno de Meztli, la Visitadora de la CDH notificó sobre la entrega a la FGE.

Ello, con la finalidad de que ese organismo certificara con especialistas en medicina y psicología, el estado de salud de Nikté y asimismo para proceder a los efectos jurídicos correspondientes.
Los antecedentes del caso
De acuerdo con declaraciones de Granados Robles, su expareja Alán “N” fue aspirante a una diputación en la entidad, en tanto que su padre sí obtuvo una curul.
Mientras que su hermano Rodrigo Dorantes fue procurador del Estado de Morelos, estos precedentes le facilitaron contar una red de relaciones e influencias suficientes para que la menor fuera alejada de su madre sin que ello tuviera consecuencias legales.

Cobijado bajo esa red de poder, Alán “N” sustrajo con engaños y de forma violenta a Nikté cuando ella tenía 2 años, por supuesto, a sabiendas de que las autoridades no actuarían en su contra.
Esto ocurrió luego de que Alán “N” y Meztli se separaron, en un acto de venganza y cuya finalidad fue dañar a la madre más que el interés por cuidar de la hija de ambos.
Pues incluso un juez ya le había otorgado la guarda y custodia a Meztli, pese a lo cual ninguna autoridad lo obligó a respetar la decisión, incurriendo en total arbitrariedad.

Previo a la resolución judicial, la actuaria del juzgado que ya tenía conocimiento de que era a favor de la madre, le advirtió anticipadamente a Alán “N” quien aprovechó la ventaja para huir con la menor.

Meztli denunció ante la Fiscalía General del Estado la sustracción de Nikté por parte del padre, también lo hizo ante la CDH y señaló constantemente el tráfico de influencias.
La semana pasada la FGE detuvo y formuló imputación ante un juez a Alán “N”, por la sustracción de la niña y por la negativa de restituirla al seno materno.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.