De enero a junio de 2022 en Morelos se han tipificado 21 casos de feminicidio, de los cuales 12 ya fueron resueltos, esto es, más del 50 por ciento, dio a conocer en comparecencia la Fiscal especializada, Fabiola García Betanzos.

Sin embargo, reconoció que la incidencia de este delito se ha incrementado en lo que va del año, esto implica que, considerando los años anteriores, la tendencia al finalizar 2022 es que rebase la suma de 23 incidencias registradas en 2021.

Pero más allá de ver cuántos casos hay, que no es asunto menor, dijo la Fiscal especializada en Feminicidios, es preciso tomar en cuenta cuántos se han resuelto porque esa es la tarea de esta instancia.

A la fecha, Morelos ocupa el primer lugar nacional en el delito de feminicidio, sin embargo, explicó que esto ocurre por la metodología que se emplea, la cual se registra por cada 100 mil habitantes así, mientras que la entidad suma casi 2 millones de habitantes, esta población es escasa en comparación con otras como el Estado de México y la Ciudad de México.

“Estamos en primer lugar de feminicidio a nivel nacional, pero obedece a la metodología en la que se contabilizan de una tasa por cada 100 mil habitantes.
Morelos tiene 1.68 (casos) por cada 100 mil habitantes, 1.68 son mujeres asesinadas (…) pero veamos que, a nivel nacional, en comparativa numérica, Morelos está en el quinto sitio, el Edomex tiene 61 casos, Nuevo León 48, Veracruz 36, la Ciudad de México 22 y Morelos 18”, expuso la titular de la Fiscalía especializada.

Adicionalmente, explicó, no existe una homologación del delito a nivel nacional, ya que cada estado tiene sus estándares, las razones de género en estados difieren y eso es un problema.

Sin embargo, García Betanzos aseguró que la instancia bajo su responsabilidad no oculta datos sobre los feminicidios.

Asimismo, consideró que la prevención de este delito tendría que estar evitando estos números, pues incluso en los casos resueltos hasta la fecha ninguno se ha resuelto con cámaras del C5 sino apoyados con videovigilancia privada.

La procuración de justicia es un asunto diferente, dijo, la Fiscalía está obligada a investigar toda muerte violenta y aplicamos el protocolo de actuación con perspectiva de género para la investigación del delito de feminicidio, en todos los casos.

“En el camino (de las indagatorias) descartamos si se da o no una razón de género (para considerar un feminicidio) pero mientras, todas son investigadas como feminicidio. Nosotros hacemos que estos hechos no queden impunes”, enfatizó la Fiscal.

Explicó que, en todos los casos, al aplicar el protocolo, el equipo de trabajo se presenta en el lugar y los elementos del Ministerio Público, policías y peritos vigilan para que no se pierda ningún indicio, pues las primeras 48 horas son fundamentales para su recopilación.

Morelos, en los primeros sitios de efectividad en resolución de casos
En su comparecencia de este jueves, García Betanzos hizo hincapié ante los legisladores presentes que Morelos también está en los primeros lugares en cuanto a efectividad y no tolerancia al delito de feminicidio.

Agregó que tras la resolución de casos, la Fiscalía Especializada para la Investigación y Persecución del Delito de Feminicidio, otorga atención a las víctimas que afortunadamente no fueron asesinadas y a quienes se les saca del ambiente de violencia y busca apoyar para salir adelante con sus hijos.

“Pero no hay albergues (suficientes) en Morelos, tenemos que pedir colaboración a otros estados, por ello los casos de tentativa de feminicidas deben quedar en prisión preventiva oficiosa”.

García Betanzos añadió que además se está avanzando en la resolución de casos ocurridos en años anteriores, pues de los 271 casos existentes en la Plataforma de Datos de Feminicidios ya hay 105 sentencias y 31 órdenes de aprehensión vigentes, pero existen situaciones en las que el probable responsable ya falleció.

Destacó como ventaja para la entidad que desde 2015 se cuenta con la declaratoria de Alerta de Violencia de Género (AVM) en ocho municipios, misma que debería extenderse a otros ayuntamientos que por la incidencia de este delito la ameritan.

Además, desde 2020 se cuenta también con el protocolo de actuación con perspectiva de género para la investigación del delito de feminicidio.

Enfatizó en la urgente necesidad de la prevención, pues la violencia es un círculo que inicia desde la infancia, está presente en las relaciones de pareja y el feminicidio es la expresión más grave de la violencia contra la mujer.
“La prevención primaria es fundamental en la familia, los centros educativos, de salud, somo el primer lugar en embarazos de adolescentes, esto debería llamar la atención porque si hay campañas de prevención ¿por qué no están funcionando”, cuestionó.

Este fenómeno, dijo, hay que verlo con un enfoque de derechos humanos.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.