El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en los convenios de extradición con Estados Unidos y el resto de los países “no hay acuerdos extrajudiciales o acuerdos políticos”.

Afirmó que “hay casos en donde la persona que es solicitada en un proceso de extradición, se ampara; y son jueces los que deciden, ese es el caso del señor Caro Quintero. Tiene, según me informan, dos o tres amparos en los juzgados del Poder Judicial y creo que uno de esos amparos tiene que ver con no aceptar la extradición. El Poder Judicial va a resolver”.

El presidente López Obrador enfatizó que no se trata de que entre países digan: “‘A ver, ahí tienes o detuvieron a un delincuente que nosotros queremos y nos los mandas’. Eso no, porque llegó a suceder así en un tiempo, por cuestiones de tipo político; eso no, tiene que haber apego a la legalidad y se tienen que cumplir los procedimientos establecidos”.

Otro aspecto que ha planteado el mandatario federal es que con el gobierno de Estados Unidos lo que se decomise producto de actividades delictivas en México se debe de regresarse al país.

“No estamos de acuerdo de que confisquen todos los bienes. Incluso, si entregan bienes, les reducen penas, y son bienes que pertenecen al pueblo de México”, dijo.

Agregó que México procura que en el caso de que haya carpetas de investigación en el país, primero se atienda cada uno de estos casos y que sean las autoridades mexicanas las que agoten investigaciones y, en caso de tener pruebas suficientes, se sentencie a los responsables de delitos.

“Lo que sí quiero decirles es que no hay nada, nada al margen de la ley, nada, nada y nadie por encima de la ley, es decir, no hay impunidad; hay un auténtico Estado de derecho, se cuida eso”, concluyó.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.