El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que sintió tanta confianza con su homólogo estadounidense, Joe Biden, que. incluso, le advirtió que tardaría en su discurso, abrió las piernas para estar cómodo y no se desabrochó el saco porque “se me iba a ver la panza”.

“Yo hasta le dije al presidente, antes de que entraran los medios de información: ‘Voy a tardar eh, no hablo de corrido y tengo varios temas que tratar con usted’ y me dijo: ‘Usted no se preocupe, vamos a conversar con los medios y ya en la reunión bilateral’”, reveló.

Detalló que fue tanta su comodidad en el encuentro que: “abrí un poco las piernas y las doblé, porque estaba yo tranquilo, eso no es un asunto de urbanidad ni buenos modales. Va uno a tratar temas que interesan y fue muy fraterna la conversación”.

Respondió a quienes criticaron su postura física y que no se apegara al protocolo de la duración del acto frente a medios de comunicación.

“Toda esa formalidad casi monárquica los fascina… Y que no me desabroché el saco, pero se me iba a ver la panza, por la barbacoa, los tamales de chipilín, los chanchamitos, los tlacoyos y la torta de chilaquil, la torta de tamal”, expresó el mandatario.

“Da confianza para hablar de manera sincera con él (Joe Biden). Yo creo que por eso también me siento como me siento siempre, porque aunque he leído el manual de Carreño uno debe ser auténtico”, dijo.

El presidente López Obrador expuso que en lo personal y en lo público considera que el presidente Biden es una persona de buenos sentimientos y eso ayuda a la relación.

“En el caso de Biden, es una ventaja tratar con gente buena y además que tiene mucha experiencia política, eso también ayuda y desde el principio nos ha tratado con respeto, siempre habla de pie de igualdad”, aseguró.

Expuso que si el encuentro frente a medios fue bueno, “la reunión bilateral fue muchísimo mejor. Estaba muy contento y muy respetuoso. Lo cierto es que es un respeto a México, nuestro pueblo”.

Consideró que “a lo mejor otros gobernantes no llegaban a entender, a comprender la grandeza de México y se achicopalanan, se hacían pequeños pero imagínense lo que es México, su historia, nuestro pueblo, nuestras culturas”.

Afirmó que el presidente Biden, como otros políticos, la vicepresidenta Kamala Harris y empresarios estadounidenses, se admiran y se fascinan con México.

“Eso nos da mucha ventaja, nos tratan con mucho respeto y nuestra gente también ha demostrado ser gente luchona, trabajadora, honrada, se pelean por los trabajadores mexicanos. Son los preferidos de todos los migrantes, que todos son excepcionales, pero los mexicanos tienen su lugar. Es un orgullo representar al pueblo de México”, expresó.

 

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.