El presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó este miércoles la solicitud formal de Estados Unidos de una consulta de resolución de disputas, ya que consideran que la política energética de AMLO viola cuatro artículos del T-MEC y “daña” las inversiones de las empresas estadounidenses.

Durante la conferencia de prensa matutina, el mandatario mexicano afirmó que “no pasará nada” y que México responderá “puntualmente” a la consulta del gobierno estadounidense.

“Hay una inconformidad promovida por algunos empresarios, más que nada de México, sobre nuestra política energética, entonces ayer se dio a conocer formalmente que se va a pedir una aclaración sobre nuestra política en materia energética porque supuestamente afecta el T-MEC”, dijo en Palacio Nacional.

No hay ninguna violación al Tratado. Todo lo que estamos haciendo en materia energética es de conformidad con las leyes”, añadió.

El titular del Ejecutivo afirmó que responderá a EU en un máximo de 75 días, con pruebas, y la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que determinó constitucional la Ley de la Industria Eléctrica.

Asimismo, señaló que argumentará que “México está actuando de conformidad con el interés público, defendiendo al pueblo en contra de empresas voraces acostumbradas a robar”.

En este contexto, López Obrador criticó a las personas que ‘celebraron’ la solicitud de Estados Unidos y los acusó de tener una ideología de “derecha” más fuerte que la de Donald Trump.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.