Unos 5 mil migrantes, 80% de ellos venezolanos, salieron este lunes en caravana desde Tapachula, Chiapas, para adentrarse en territorio mexicano y avanzar hacia la frontera con Estados Unidos.

Aunque van hondureños, salvadoreños, nicaragüense, haitianos y cubanos, en esta ocasión el grueso del contingente que salió desde el parque central de Tapachula son venezolanos, quienes estuvieron varados en esa ciudad fronteriza desde hace días, semanas o hasta meses.

Con la consigna: “Los migrantes no somos criminales, somos trabajadores internacionales”, el contingente salió antes de que despuntaran los primeros rayos del sol en esta ciudad, donde los intensos aguaceros se registran a diario.

Luis Rey García Villagrán, del Centro de Derechos Humanos para la Dignificación Humana de Tapachula, señaló que 80% de quienes van en esta marcha caravana son venezolanos.

Indicó que esta marcha caravana es un acto desesperado de los migrantes varados en Tapachula, debido a que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) está dando citas hasta agosto para revisarles sus papeles. En tanto que el Instituto Nacional de Migración (INM) les ha dado citas hasta septiembre u octubre.

Dijo que si el gobierno federal no acelera el proceso de atención, para esos meses podrían acumularse unos 200 mil migrantes en esa ciudad fronteriza, lo que agravaría la situación social.

García Villagrán expuso que la mayoría de los migrantes viven en la indigencia, en las calles, durmiendo en las plazas y parques, y que con las fechas para citas que les han dado la Comar y el INM, ellos no podrían resistir tanto tiempo en la miseria. Muchos de estos migrantes son familias enteras, con niños y niñas que viven, duermen y comen en la calle.

Previo a esta marcha, los migrantes denunciaron ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) la situación de calle en la que viven con sus hijos e hijas, muchos de ellos. Además de la campaña de odio desatada en su contra en medios y redes sociales, pues son estigmatizados de ser “invasores”, “asesinos”, “prostitutas, “mareros”, “ladrones” y se les adjudican todos los males que vive esa ciudad fronteriza, de la que el INM no les permite salir.

Fue por eso que pidieron que la CNDH dictara medidas cautelares a favor de los migrantes en su trayecto en esta marcha caravana hasta ser atendidos por el INM y no ser reprimidos con la Guardia Nacional (GN), como en muchas otras ocasiones anteriores lo han padecido.

La CNDH pidió medidas cautelares para esta caravana

Fue así como este domingo, la CNDH solicitó medidas cautelares a diversas autoridades federales y del estado de Chiapas, a fin de salvaguardar los derechos humanos de las niñas, niños, adolescentes, mujeres embarazadas, personas mayores, con problemas de salud y con discapacidad que la integrarán.

Pidió a la Secretaría de Salud; al Instituto Nacional de Migración (INM); a la Guardia Nacional; a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar); al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF); a la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes; a la Secretaría General de Gobierno; a la Comisaría General de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, y a la Presidencia Municipal de Tapachula, Chiapas, que, de manera coordinada se realicen las acciones necesarias para garantizar la atención humanitaria de urgencia a la caravana de personas migrantes referida.

Y de manera especial, la CNDH solicitó otorgar agua, suero hidratante, alimentación, personal médico especializado y de primeros auxilios, medicamentos, ambulancias para conducciones a hospital, especialistas que brinden atención psicológica, insumos de aseo personal, pañales desechables, entre otros, privilegiando la atención de aquellas personas que se encuentran en especial situación de vulnerabilidad, como lo son niñas, niños y adolescentes, mujeres embarazadas y en lactancia, personas mayores o con discapacidad.

Asimismo, la CNDH solicitó que, ante la probable situación de urgencia que se presente por el tránsito de la caravana en mención, se conforme un grupo multidisciplinario, compuesto por médicos, psicólogos, trabajadores sociales, abogados, entre otros, para brindar protección integral a las niñas, niños y adolescentes, así como para que se determine el interés superior de la niñez y dicten las medidas de protección especiales que requieran, atendiendo a la situación específica de cada uno de ellos.

Irineo Mujica Morga, del organismo Pueblos Sin Fronteras, dijo que son cerca de 5 mil migrantes de diferentes nacionalidades que bajo las fuertes lluvias salieron de Tapachula “después de días de engaños y falsas promesas, redadas y represión”, y que ahora marchan en una de las más grandes caravanas de 2022”.

Expuso que “como moneda de cambio los migrantes han sido retenidos en masa en la ciudad de Tapachula, aumentando la corrupción, el maltrato y la persecución en la frontera sur, razón por la que fueron forzados a salir en caravana”.

Señaló que los migrantes piden visa humanitaria al presidente Andrés Manuel López Obrador, pero «este gobierno se ha comprometido con los Estados Unidos a estancar la migración en la zona sur, bajo fuertes operativos y miles de elementos de la Guardia Nacional como muro de contención”.

Dijo que la población migrante decidió descansar y pernoctar en la comunidad Álvaro Obregón, para seguir su viaje mañana martes a temprana hora.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.