Una jueza del Poder Judicial de Querétaro dictó una sentencia de 10 años y 6 meses de cárcel a Benjamín «N», quien el 13 de junio de 2021 envenenó a los perros rescatistas «Athos» y Tango», provocándoles la muerte, además de causar lesiones a un tercero llamado «Balam».

La sanción fue celebrada por organizaciones y personas que defienden a los animales en el estado.

La sentencia, lograda después de 1 año y 2 meses, significa un precedente en el estado de Querétaro.

«Es la primera sentencia, eh, en una etapa de juicio, es decir una sentencia como tal, que se emite en el estado con una pena privativa de la libertad», dijo la abogada Mónica Huerta Muñoz.

Según la abogada, el sentenciado, de aproximadamente 60 años de edad, que era vecino de Edgar Martínez, el dueño de los caninos, no dijo los motivos que lo llevaron a envenenar a los perros.

«Hizo uso de su derecho a no pronunciarse y pues no emitió ninguna opinión».

En el caso particular del perro «Athos», que contaba con una certificación internacional en rescate, se trató de una pérdida «irreparable», según compartió Mónica Huerta Muñoz, abogada que llevó el caso.

«Se pudo establecer que no hay un perrito en México con las mismas capacidades, era un perrito muy especial, con muchas capacidades, logró incluso salvar a mucha gente, no solamente en nuestro país, sino a nivel internacional, por eso consideró la autoridad que era una pérdida irreparable».

En tanto, «Tango», se desempeñaba como perro de asistencia o apoyo para personas con discapacidad y enfermedades degenerativas, mientras que «Balam», también rescatista, fue hospitalizado, pero logró salvar su vida y ahora está certificado, dijo la abogada Huerta Muñoz.

El asunto, ocurrido a unos meses de que concluyera el sexenio de Francisco Domínguez Servién, veterinario de profesión, generó indignación entre un sector de la población queretana, sobre todo entre quienes defienden a los animales y entre elementos de rescate, dentro y fuera del estado.

El tema llegó a ser mencionado en «la mañanera» del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia del 9 de julio de 2021.

El gobierno del municipio de Querétaro incluso participó en un homenaje par los caninos que perdieron la vida.

«Athos y Tango eran compañeros y amigos fieles e incondicionales de los cuerpos de seguridad con los que y trabajaban y las personas a las que servían; dedicaron su vida a ello, poniendo en riesgo su vida si era necesario por un amor a los seres humanos y que no pedían nada a cambio”, dijo el entonces presidente municipal interino, Miguel Antonio Parrodi Espinosa, días después de la muerte de los perros que formaban parte del equipo de rescatistas en el estado de Querétaro.

En julio de 2021, unas semanas después del crimen, la Fiscalía de Querétaro informó sobre la aprehensión del acusado:

«Con los indicios recabados en el cateo y la identificación de imputado, se solicitó y obtuvo la orden de aprehensión; misma que fue cumplimentada esta mañana. El imputado, será presentado en audiencia inicial, en la que escuchará los datos de prueba en su contra».

Pero fue hasta hoy, el 23 de agosto de 2022, que consiguieron una sentencia.

La abogada Mónica Huerta Muñoz dijo que parte de lo que complicó la investigación, fue que la Fiscalía de Querétaro, entre los diversos peritos que tiene, no cuenta con especialistas en temas de maltrato animal.

«Nos topamos con que no teníamos especialistas dentro de la corporación de investigación que pudieran auxiliarnos para todas las periciales y para todas las pruebas que tendríamos que allegar al juicio, por lo que nos tuvimos que auxiliar de gente que está en el medio, veterinarios especializados que pudieran ayudarnos a generar la prueba científica suficiente para tener una acreditación del delito, eso pues alargó la investigación y por eso al día de hoy pues fueron 14 meses lo que nos llevó caminar en este procedimiento».

En junio pasado, la misma abogada que llevó el caso de «Athos» y «Tango», Mónica Huerta Muñoz, pidió una investigación a las autoridades, «en la que encontremos respuestas», sobre el cargamento de 4 toneladas de gatos y perros sin vida, procedentes de Querétaro y relacionado con la empresa «Aquanimals», pero hasta el momento la autoridad no ha difundido los avances de este otro caso.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.