En julio comenzará el periodo de pruebas del Tren Maya, que podría iniciar desde Campeche hacia un tramo electrificado en Edzná, para que se logre el objetivo de inaugurar la obra en diciembre de 2023, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Estamos viendo si empezamos en el tramo electrificado desde Edzná, bueno, desde Campeche, que no está electrificado, no va a estar electrificado, pero sí de Mérida, Cancún, Tulum, Chetumal, a ver si podemos; si no, en julio para las pruebas sin duda Mérida, Cancún y puede ser Tulum y Chetumal, pero ya vamos a estar muy avanzados”, aseguró.

El presidente expuso que existen otras ofertas para obras o infraestructura alrededor del Tren Maya.

“Un hotelero que falleció, una gente muy buena, que lo conocí, era una gente progresista, Julio Berdegué, de El Cid, de los hoteles El Cid. Entonces, cuando empezó el desarrollo en la Riviera Maya adquirió unos terrenos para un hotel y departamentos, pero le dejó dicho a los hijos que se reservaran 500 hectáreas de manglares para un parque natural, y ahora los hijos me buscaron para decirme que quieren donar ese terreno, que está en un fideicomiso, para un parque natural”, explicó.

También señaló que su gobierno está por comprar, “parece una cosa increíble, los terrenos de Uxmal, porque es una zona arqueológica, importantísima, pero la escritura es privada, o sea, Uxmal, la zona arqueológica”.

Agregó que el dueño del terreno le planteó al director de Antropología e Historia, Diego Prieto, que estaba dispuesto a vender.

“Se podía hacer un juicio, pero suele pasar que esos juicios tardan mucho y no sé por qué razón, pero los pierde el Estado, en Chichén Itzá lo perdió el Estado y tuvo que pagar muchísimo. Chichén Itzá también era particular y se fueron a juicio, pierde el Estado y tienen que pagar una cantidad. Entonces, me pidió Diego Prieto que antes de que termináramos dejáramos resuelto eso”, dijo.

El gobierno de López Obrador hizo un avalúo que fue aceptado por el dueño del terreno y es probable que se adquiera, para que forme parte del INAH.

De otra operación irregular recuperaron cerca de 2 mil 400 hectáreas que se convertirán en un parque natural, que se llamará Nuevo Uxmal, con una vereda a la zona arqueológica de Uxmal.

El mandatario federal añadió que la reserva de Calakmul se va a ampliar. “Tiene ahora alrededor de 900 mil hectáreas y se van a añadir reservas estatales de Campeche, y va a ser una reserva como de un millón 500 hectáreas, reserva natural protegida”.

Reiteró que en julio entregarán los primeros trenes, que se construyen en Ciudad Sahagún, Hidalgo, y que para diciembre serán de cuatro a seis trenes de pasajeros.

Entre otras obras destacó paraderos, hoteles, parques naturales, el Parque del Jaguar y uno más que tendrá el nombre de Parque del Mangle.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *