A menos de un año de haber dejado su cargo, Enrique Graue, exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), enfrenta una denuncia por presunta defraudación fiscal presentada por la Procuraduría Fiscal de la Federación ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Detalles de la denuncia

La investigación, que se deriva de una denuncia ciudadana anónima, se centra en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) del año 2018. Durante ese año, Graue declaró ingresos por siete millones 229 mil 104 pesos mientras ocupaba el cargo de rector de la UNAM. Sin embargo, la denuncia alega que sus ingresos reales ascendían a ocho millones 109 mil 493 pesos, lo que implica una omisión en la declaración de 880 mil 389 pesos, resultando en una presunta defraudación fiscal de 308 mil 135 pesos.

Contexto y repercusiones

Esta es la primera ocasión en que la Fiscalía inicia una investigación contra un exrector de la UNAM por un delito relacionado con ingresos económicos. Enrique Graue, además de haber sido rector de la UNAM, es también exdirector de la Facultad de Medicina, y su trayectoria académica y administrativa ha sido destacada en la comunidad universitaria.

Reacción y posibles consecuencias

Hasta el momento, Graue no ha emitido un comunicado oficial respecto a las acusaciones. Sin embargo, este caso pone de manifiesto la rigurosidad con la que las autoridades fiscales y judiciales están manejando denuncias relacionadas con la declaración de impuestos, independientemente del cargo o la posición de los implicados.

La denuncia podría tener implicaciones significativas tanto para la reputación del exrector como para la percepción pública de la transparencia y la rendición de cuentas en las instituciones académicas de alto nivel en México.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *