Alonso Castillo Cuevas, hijo de Alejandra Cuevas Morán y nieto de Laura Morán, a quienes la Suprema Corte exoneró de las acusaciones hechas por el fiscal Alejandro Gertz Manero sobre el homicidio de su hermano Federico, envió una carta a cuatro legisladores demócratas de Estados Unidos, para ofrecer información sobre la actuación del titular de la Fiscalía General de la República (FGR).

Castillo envío su comunicación al senador Robert Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, con copia para los senadores Patrick Leahy, presidente del Comité de Asignaciones, así como los senadores Benjamin Cardin y Jeffrey Merkley.

El pasado 5 de abril, los cuatro congresistas enviaron una misiva al secretario de Estado, Antony Blinken y al fiscal Merrick Garland, para advertir de los ataques del fiscal mexicano, Alejandro Gertz Manero, al Poder Judicial en México, así como a los opositores del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El documento se centra en las acciones del fiscal Gertz Manero, que son llamadas “venganzas personales” por los congresistas estadounidenses.

Del mismo modo, se refieren los audios aparecidos el pasado 3 de marzo en una cuenta de YouTube, con algunos fragmentos de una conversación de Gertz Manero con el fiscal especializado en Control Competencial, Juan Ramos, en el que discutían el proyecto del ministro de la Corte, Alberto Pérez Dayán, sobre la situación jurídica de Alejandra Cuevas Morán y Laura Morán Servín.

En la carta enviada este sábado, Castillo Cuevas alude a dicha comunicación, en la que, dice, los legisladores expresaron su preocupación “por las crecientes acusaciones de que el gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y la Fiscalía politizan el sistema de justicia mexicano y ponen en peligro la independencia de las instituciones democráticas”.

Dice Castillo a Menéndez:  “En esa carta te refieres al caso de mi madre, Alejandra Cuevas Moran. Pasó 528 días en prisión por un crimen que inventó el Fiscal General de México, Alejandro Gertz Manero y utilizó todas las facultades a su alcance para violar sus derechos humanos. En una votación unánime (11-0) la Suprema Corte declaró que todo era inconstitucional y que era una invención”.

“Alejandro me exigió una confesión escrita a mí, un ciudadano estadounidense y periodista de Voice of America, por un crimen que fabricó mientras tenía a mi madre como rehén en prisión. Estoy seguro de que esto es extorsión a un ciudadano estadounidense por parte de una potencia extranjera”, señala.

“Soy residente de Florida y me comuniqué con los senadores Marco Rubio y Rick Scott, así como con mi representante Fredrica Wilson por teléfono y correo electrónico, pero no he recibido respuesta. También me he puesto en contacto con el FBI para informarles de la situación”, menciona.

Alonso Castillo le pide a Menéndez una reunión para darle más información sobre los “tratos” de Gertz Manero, a quien su familia conoce desde hace más de 60 años, ya que su hermano Federico fue compañero de vida de su abuela Laura Morán por más de medio siglo.

Señala que también le dará información sobre los “demás funcionarios del gobierno que cometieron delitos para subvertir la democracia en este caso”.

El pasado 13 de abril, Castillo Cuevas expuso el caso de su madre y abuela al secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas.

Así lo dio a conocer el propio Castillo en su cuenta de Twitter, en la que dio las gracias al funcionario estadounidense el espacio para hablar sobre la que llamó “persecución del fiscal Gertz Manero” y el “encarcelamiento ilegal” de su madre, Alejandra Cuevas.

En declaraciones a medios de comunicación, dijo que pidió a Mayorkas que Estados Unidos investigue el patrimonio de Gertz Manero y le solicitó su intermediación para poderse reunir con el secretario de Estado, Antony Blinken y con el fiscal Merrick Garland.

El pasado 28, de marzo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concedió el amparo liso y llano a ambas y ordenó la liberación de Cuevas Morán del penal de Santa Martha Acatitla. Las dos habían sido acusadas por el fiscal Gertz de la muerte de su hermano Federico, por omisión de cuidados.

Los ministros y ministras de la Corte concluyeron, por unanimidad, que no había elementos para sostener que las dos mujeres participaron en el homicidio, por falta de cuidados de Federico Gertz Manero.

La Corte determinó que la orden de aprehensión y el auto de formal prisión dictados en contra de Laura Morán y Alejandra Cuevas, respectivamente, son inconstitucionales, ya que la autoridad no acreditó los requisitos que establece la Constitución para ello.

Los ministros y ministras apuntaron que no hay elementos para atribuir un delito de falta de cuidado a ninguna de las dos mujeres, ya que en el expediente hay pruebas que indican que Federico Gertz fue atendido por médicos especialistas.

En el caso de Laura Morán, el Tribunal determinó que procuró, de acuerdo con sus posibilidades, atención y cuidados a su pareja, pues confió su salud a personal técnicamente preparado para ello, por lo que no se demostró que hubiera incurrido en un delito bajo la modalidad de “comisión por omisión”.

Sobre Alejandra Cuevas se concluyó que no existe el delito por el cual estaba en prisión, pues la ley no contempla la responsabilidad para cuidar de la salud de la pareja sentimental de su madre, con quien no vivía.

En términos legales, la Corte resolvió que Cuevas no era “garante accesoria” de la salud de Federico, pues se trata de una figura inexistente en la ley.

 

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.