El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó de infame cuestionar que en México se contraten médicos especialistas de Cuba, sobre todo, cuando a la convocatoria de vacantes de 10 mil 495 que se necesitan, se han inscrito 578, es decir, apenas el 5.51 por ciento.

“Yo quiero llamar la atención sobre esta actitud hipócrita, inhumana conservadora de estar concibiendo la salud como un privilegio y no como un derecho. La salud es un derecho humano; no tiene que ver con ideologías, política ni fronteras y les guste o no les guste vamos a seguir contando con el apoyo de médicos especialistas que no tenemos en el país”, afirmó.

Aseguró que la culpa de esta situación es de quienes ahora critican estas decisiones porque son los que se dedicaron a saquear y robar al país, también los que le apostaron a privatizar toda la actividad productiva y social de México.

“Esos mismos y sus achichincles, que deberían estar avergonzados por la decadencia que provocaron, ahora se erigen como paladines de la justicia, de la libertad. Ahora gritan como pregoneros, cuando fueron cómplices callaron, cuando se estaba saqueando al país como nunca en la historia de México”, apuntó.

El presidente dijo que el déficit de médicos es una herencia del neoliberalismo, “porque durante mucho tiempo se abandonó la salud y no se formaron médicos suficientes ni especialistas”.

“Parece como que no quieren escuchar o les entra por un oído o les sale por otro o no quieren ver porque son muy dogmáticos los conservadores, muy fanáticos”, reprochó.

Recordó que donde más hacen falta los médicos es en las comunidades más apartados y pobres, donde se enferman y se mueren seres humanos porque no tienen posibilidades de ser atendidos porque no hay médicos y si hay solo de lunes a viernes, un turno”.

También se les olvidó, dijo, que rechazaron a 300 mil jóvenes al año que querían ingresar a la universidad.

“Con la mentira de que no pasaban el examen de admisión porque quería que estudiara el quien tuviera para pagar escuela privada, pusieron la educación como si fuera una mercancía, pero de eso no dicen nada. Rectores, secretarios de Educación que lo único que hicieron fue llamar despectivamente a los jóvenes ninis y se reían y nunca hicieron nada por los jóvenes”, insistió.

El presidente de nuevo agradeció al gobierno de Cuba “y le digo a los conservadores corruptos que no vamos a dar ni un paso atrás ni siquiera para tomar impulso. Vamos a seguir transformando a México”.

Agregó que su administración sabe que no cuentan con ellos, porque son autoritarios y fachos y su gobierno es humanista.

“Son dos proyectos distintos y contrapuestos de nación: Ellos defienden el pensamiento conservador de las élites, son racistas, clasistas, discriminan y nosotros tenemos como ideal ayudar a los pobres, a las mayorías y pensamos que debe aplicarse el principio universal del amor al prójimo”.

Repitió que no son hipócritas ni corruptos, “no estamos por quedar bien con esas minorías rapaces ni con los que los secundan, que sigan su camino”.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.