El gobierno de México espera una respuesta pronta de Estados Unidos a su planteamiento de que todos los países del continente sean invitados a participar en la Cumbre de las Américas que se realizará en junio en Los Ángeles, expresó el canciller Marcelo Ebrard, tras sostener una conversación remota con la organización del evento.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha reiterado su expectativa de que ninguna nación resulte excluida de la reunión, después de que Washington informó que “seguramente” Cuba, Nicaragua y el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela no serían invitados.

“Dodd dijo: ‘tomo los datos de todo lo que se ha dicho el día de hoy y les doy la respuesta en las próximas horas o el día de mañana’“, afirmó Ebrard a reporteros tras sostener junto al gobernante una reunión virtual con el senador estadounidense Christopher Dodd, asesor especial para la reunión multilateral.

Consultado sobre las expectativas de que la administración de Joe Biden responda afirmativamente al planteamiento, el funcionario respondió: “Hay interés, sino no habría habido esta conversación”. Además, calificó la charla de “positiva” y dijo ser “optimista” respecto al resultado.

Sin embargo, aclaró que su país no puede poner plazos a Washington. “No les podemos dar un tiempo, es una decisión de ellos, pero el objetivo del diálogo fue bueno, fue positivo”.

Otros países de América Latina, como Argentina, Bolivia, Chile y Honduras se han sumado a la petición de México, que en caso de que alguna nación sea finalmente excluida ha anunciado que López Obrador enviará a una representación. (Reuters)

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.