Una perrita llamada Max, elemento de la Marina, fue la responsable de encontrar entre matorrales a Rafael Caro Quintero, fundador del Cártel de Guadajalara.

“Se informa que el citado objetivo (Caro Quintero) fue localizado entre matorrales por un elemento canino de esta Institución, de nombre Max, cuyo adiestramiento de búsqueda y rescate permitió su ubicación, habiendo sido puesto a disposición de la FGR para la integración de la carpeta de investigación correspondiente”, indicó la Secretaría de Marina en un comunicado.

Los elementos navales y de la Fiscalía General de la República (FGR) lograron la detención del “objetivo prioritario para el Gobierno de México y de los Estados Unidos de América”.

El hombre de 69 años fue previamente ubicado en la zona del “Triangulo dorado”, donde habitó desde su liberación en 2013.

Rafael Caro cuenta con 2 órdenes de aprehensión en su contra y una orden de extradición a Estados Unidos. La Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) considera al citado narcotraficante como líder de un grupo delictivo en este país. (Con información de Elefante Blanco)

 

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.