El general secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval, afirmó que la estrategia de seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador “va avanzando, va dando buenos resultados y debilitando a las organizaciones criminales a través de aseguramientos importantes”.

El secretario de Gobernación, Adán Augusto López, coincidió en que “contundentemente la estrategia de seguridad está dando resultados, porque hay clara tendencia a la baja de la incidencia delictiva”.

El general secretario explicó que los últimos actos de violencia se dieron porque “las organizaciones van buscando cómo hacer para poder distraer, incluso, a las fuerzas de seguridad para que atiendan una situación y poder ellos hacer otra”.

Agregó que también pueden ser que por el debilitamiento de sus estructuras “quieren sentirse aún fuertes y generan situaciones de violencia donde a manera de publicidad puedan estar mandando sus mensajes que aún son fuertes cuando en realidad poco a poco se ha ido avanzando y minando esta estructura delincuencial”.

Sandoval afirmó que los decomisos minan la base económica de estas organizaciones y han agregado a la estrategia el aseguramiento de metanfetaminas que son producidas en los laboratorios, en los que la Sedena ha desarrollado un trabajo durante meses y que es una parte fundamental del apoyo económico de una organización delictiva.

“Las metanfetaminas tienen un precio elevado en el mercado, la cantidad que se produce es grande y de ahí obtienen sus ganancias para tener sostén las organizaciones delictivas. Es una parte importante de la estrategia”, afirmó.

En tanto que, la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, aseguró que en el país “hay gobernabilidad y estabilidad. Reiteramos a la población a estar tranquila e informada. Las causas se tienen identificadas”.

Sin embargo, minutos después el general Sandoval dijo que en el caso de Baja California “no tenemos identificado un móvil específico que hubiera sido porque se detuvo a alguna persona, porque hicimos un aseguramiento, no está identificado de esa manera, porque no hubo una situación de este tipo”.

El gabinete de seguridad expuso que, en el caso de Jalisco, entre el 9 y 10 de agosto, hubo ocho bloqueos carreteros y 15 vehículos incendiados.

Entre los resultados que presentaron las autoridades, hubo seis detenidos, un agresor fallecido y el decomiso de 40 armas, 10 granadas, 14 vehículos, tres motocicletas y un dron con explosivos.

En Guanajuato se incendiaron 28 comercios y 19 vehículos, por lo que se detuvo a dos personas y se aseguraron dos armas cortas y una motocicleta.

En Ciudad Juárez, Chihuahua, 11 personas perdieron la vida, de las cuales dos estaban dentro del Cereso 3, así como 14 personas lesionadas, dos inmuebles dañados y dos vehículos incendiados y como resultado se dio el aseguramiento de cuatro armas largas, un vehículo y una granada.

Finalmente, en Baja California se registraron 25 vehículos incendiados: 15 en Tijuana, tres en Mexicali, tres más en Rosarito, dos en Tecate y uno en Ensenada y, entre los resultados, se dieron ocho detenidos y el aseguramiento de tres armas y un vehículo.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.