Un día después de que el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Pablo Gómez, expuso a detalle las transferencias internacionales del expresidente Enrique Peña Nieto, por las que interpuso una denuncia ante la Fiscalía General de la República, en la conferencia matutina de este viernes, imperó el silencio.

El mandatario federal habló de al menos 12 temas, pero no abordó la respuesta del exmandatario priista, a quien se le ha visto en lugares públicos, como restaurantes, en España.

Después de la exposición de Pablo Gómez en la que habló de transferencias que derivaron en más de 26 millones de pesos en efectivo para el mexiquense, Peña Nieto respondió en redes sociales.

“En relación con la denuncia presentada en mi contra por la Unidad de Inteligencia Financiera, estoy cierto que ante las autoridades competentes se me permitirá aclarar cualquier cuestionamiento sobre mi patrimonio”, publicó en Twitter.

Peña Nieto agregó que buscará “demostrar la legalidad del mismo (patrimonio), dentro de los procedimientos legales. Expreso mi confianza en las Instituciones de procuración y administración de Justicia”.

El presidente López Obrador no respondió a este asunto como sí lo hizo sobre las denuncias del presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, ante la ONU en Ginebra, sin que se le preguntara sobre el tema.

“Las acusaciones que nos está haciendo el presidente del PRI en Europa, no, nada, no hay ningún problema, tenemos tranquila nuestra conciencia, ese es el principal tribunal, el de la conciencia de cada quien”, expuso el mandatario mexicano en torno a Moreno.

Es frecuente que el mandatario dedique varios días en su conferencia mañanera a hablar sobre un mismo asunto, incluso sin haber pregunta de por medio.

Sobre Peña Nieto, esta vez, nada.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.