Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos calcularon en 82.1 millones las dosis de la vacuna contra el coronavirus que fueron desperdiciadas en el país entre diciembre de 2020 y mayo de 2022, lo que supone poco más del 11% de las que distribuyó la Casa Blanca.

Los responsables de desaprovechar dosis de la vacuna son tanto empresas privadas, como farmacias y cadenas de establecimientos, como gobiernos federales, estatales y otras entidades públicas territoriales.

Las cadenas de farmacias minoristas CVS y Walmart son responsables de desechar una cuarta parte de las dosis que se han perdido en todo Estados Unidos, mientras que otras cinco compañías –Health Mart, DaVita, Rite Aid, Publix y Costco–, aunque en menor medida, desperdiciaron una cuarta parte de las que recibieron.

Por otro lado, Oklahoma y Alaska fueron los dos estados que más dosis han echado a perder, más de una cuarta parte. En el caso del primero, tiraron el 28% de las casi 4 millones que recibieron; mientras que el segundo hizo lo propio con el 27% del millón que obtuvo, detalla los CDC.

Si bien estas cifras están en consonancia con las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), siguen siendo muy altas en un país en el que menos de la mitad de su población completamente vacunada cuenta con la tercera dosis de refuerzo, señala la cadena NBC.

«Es una pérdida tremenda para el control de la pandemia, especialmente en un momento en el que millones de personas en todo el mundo ni siquiera han podido recibir una primera dosis», lamentó la experta en enfermedades infecciosas, la doctora Sheela Shenoi.

Los principales motivos por los que estas dosis han sido desaprovechadas son por el vencimiento de su fecha de caducidad, averías de los frigoríficos en las que se encontraban, así como por viales abiertos e inutilizados al final del día.

En este último caso, muchas compañías sostienen que con mucha frecuencia tienen que abrir un vial multidosis al final del día para inyectar una sola dosis, por lo que el resto se desperdician si nadie más acude a vacunarse. En ese sentido, recordó que los CDC recomiendan vacunar aunque conlleve desperdiciar vacunas.

Estados Unidos es el país más azotado por la pandemia del coronavirus con más de un millón de muertes a causa de la enfermedad, de la que se han registrado más de 84.2 millones de casos.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.