El gobierno de China calificó este lunes de «irresponsables» las palabras del director de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA), Bill Nelson, en las que advirtió de que Pekín tiene intención de construir una base lunar en colaboración con Rusia como paso previo para «apoderarse» del satélite.

«Algunos funcionarios estadunidenses están constantemente difamando las tareas normales y razonables de China en el espacio», dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijiang, que recalcó que el gigante asiático «se opone firmemente a estas declaraciones irresponsables».

«Como jefe de la NASA, (Nelson) debería conocer bien la oscura historia del programa espacial estadunidense», afirmó, antes de haber expresar que Washington jugó un papel negativo con la creación de basura espacial, fomentar una carrera armamentística en el espacio y socavar la estabilidad estratégica global.

En este sentido, Zhao criticó que las acciones estadunidenses suponen «una gran amenaza» para los usos pacíficos del espacio y ha defendido que las actividades de exploración china tienen objetivos legítimos a nivel económico, social, científico, tecnológico y de seguridad, tal y como ha recogido la cadena de televisión china CGTN.

«Debemos estar muy preocupados de que China vaya a aterrizar en la Luna para decir: ahora es nuestra y tú quédate fuera», afirmó Nelson en una entrevista concedida el sábado al diario sensacionalista alemán ‘Bild’. Así, señaló que hay una nueva carrera espacial para llegar a la Luna, «esta vez con China».

Estados Unidos tiene previsto un viaje a la Luna para 2025 y por primera vez viajará una mujer. Pekín va más allá y espera tener una base lunar operativa en 2035. En particular habría una carrera por controlar el polo sur de la Luna por la presencia de depósitos de agua que podrían utilizarse para fabricar combustible para cohetes.

Al ser interrogado por los fines de la presencia china en el espacio, Nelson respondió soliviantado: «Bueno, ¿qué crees que está pasando en la estación espacial china? Allí aprenden a destruir los satélites de otros». En este sentido, manifestó que Pekín lleva años investigando tecnología para «atrapar» satélites con brazos robóticos o redes o hacer que se estrellen, supuestamente para limpiar sus propios deshechos espaciales, pero también podría utilizarse para atacar a otros países.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.