Una empresa china, Space Transportation, con sede en Pekín, China, está desarrollando un avión espacial “ultrarrápido”. Será capaz de transportar pasajeros a cualquier parte de la Tierra, yendo al espacio y de regreso.

Se trata del cohete Tianxing I que despega verticalmente con un avión de pasajeros hasta alcanzar la altitud suficientemente alta, después de lo cual el avión se separa y viaja al espacio a una velocidad de aproximadamente 2 mil 600 millas por hora.

La empresa ha descrito su invento, el cual desarrolla desde 2018, como un “cohete con alas” y espera lanzarlo en 2025.

Tianxing I podrá viajar de Pekín a Nueva York en una hora, reduciendo significativamente un viaje que, normalmente, se hace en 14 horas, informó El Tiempo.

“Eso no es todo, el avión no solo sobrevolará el cielo, sino que, además, orbitará en el espacio a 4 mil kilómetros por hora. Esta experiencia de turismo espacial será posible para 2025 en el Tianxing I, un cohete con alas, que viajará el doble de rápido que el avión supersónico Concorde”, añadió.

Citó datos compartidos por la empresa, los cuales indicaron que el avión sería de 45 metros y tendría dos motores en la parte superior y, aunque su vuelo de inauguración sería en tres años, ya se han realizado vuelos de prueba exitosos solo con los cohetes.

“El primer vuelo de un prototipo de turismo espacial suborbital se realizará en 2023 y el primer vuelo de prueba tripulado de una aeronave de turismo espacial suborbital se realizará en 2025; completar el vuelo de un vehículo hipersónico global a gran escala para 2030”, aseguraron en su página web.

Señalaron que, para su lanzamiento, el cohete y el ala se pondrán en forma vertical hasta que, en un momento dado el ala se devolverá a su lugar de inicio, mientras que el avión hará su viaje suborbital. Para su aterrizaje, la invención no necesitará de la misma estructura y podrá volver a su posición inicial.

Competencia de Elon Musk

Esta nave es una competencia directa con SpaceX, la empresa de Elon Musk y a su proyecto Earth To Earth (Tierra a tierra), con el que pretende transportar pasajeros de un punto a otro en tiempos extremadamente cortos.

En un video compartido en febrero del 2020, la compañía mostró que, con su tecnología, sería posible viajar desde Shanghai a Nueva York en 39 minutos.

El cohete funcionaría de manera parecida al implementado ahora por China, pues aterrizaría de la misma forma y saldría de igual manera al espacio. No obstante, Musk no se ha pronunciado más acerca de los avances que ha tenido dicho proyecto dos años después de su anuncio.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.