El Gobierno de Rusia anunció este martes que “reducirá drásticamente” sus operaciones militares contra la capital de Ucrania, Kiev, y la ciudad de Chernígov tras unas conversaciones “constructivas” con Ucrania en la ciudad turca de Estambul.

El viceministro de Defensa ruso, Alexander Fomin, explicó que la decisión busca “aumentar la confianza mutua y crear las condiciones necesarias para nuevas negociaciones con el objetivo final de firmar un acuerdo” con las autoridades ucranianas.

Así, explicó que la decisión se debe también a que “las negociaciones sobre los preparativos para un acuerdo sobre la neutralidad y el estatus no nuclear de Ucrania, así como la entrega de garantías de seguridad a Ucrania, están avanzando hacia la práctica”.

“Partimos de la base de que las decisiones clave serán adoptadas en Kiev y que se crearán las condiciones para un mayor trabajo formal”, destacó Fomin, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Interfax.

Minutos antes, el jefe de la delegación rusa en las negociaciones en Estambul, Vladimir Medinski, había revelado que Moscú adoptaría dos medidas para reducir las tensiones en Ucrania, incluida una a nivel militar que sería anunciada por Fomin.

En este sentido, Medinski recalcó que las conversaciones fueron “constructivas” y agregó que la delegación rusa ha recibido de parte de sus homólogos ucranianos “una posición claramente formulada para lograr un acuerdo”, según la agencia rusa de noticias TASS

“Hemos recibido propuestas de Ucrania para su consideración. Es una postura claramente formulada”, explicó, al tiempo que hizo hincapié en que “estas propuestas serán consideradas en el futuro próximo y presentadas al presidente (Vladimir Putin)”. “Daremos una respuesta”, zanjó.

(Europa Press)

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.