Personal de la Fiscalía General de la República (FGR) deportó a Estados Unidos a Juan Gerardo Treviño Chávez, alias ‘El Huevo’, presunto líder del Cártel del Noreste y quien fue detenido por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional la noche del domingo.

Treviño, quien es ciudadano estadounidense, enfrenta un proceso en una corte federal de Texas por conspiración para traficar drogas y lavar dinero.

Aunque había una orden de detención con fines de extradición, el presunto narcotraficante fue deportado, como indicó la mañana de este martes el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina. Adelantó que la Sedena dará una conferencia de prensa este mediodía para ofrecer más detalles al respecto.

‘El Huevo’ fue trasladado a Tijuana, Baja California, donde fue entregado en en el puente Tijuana-San Ysidro, a elementos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, así como a agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), de acuerdo con diversos medios de comunicación.

Al presunto capo se le ha identificado como sobrino de Miguel Ángel Treviño Morales, ‘El Z-40′ y fue detenido el domingo por militares que realizaban reconocimientos terrestres en la colonia Hidalgo de Nuevo Laredo, Tamaulipas, cuando, según la versión oficial, civiles armados lanzaron una agresión en contra de los soldados.

En las acciones, los militares lograron detener a ‘El Huevo’ en posesión de dos armas de uso exclusivo del Ejército y Fuerza Aérea.

querimiento estadounidense, cuenta con otras dos órdenes de aprehensión en México: una en el estado de Tamaulipas por extorsión y asociación delictuosa y otra en el estado de Coahuila por homicidio doloso y terrorismo. El resto de los agresores logró evadir la acción de la justicia, según un comunicado.

“El Huevo” es quien lidera presuntamente la organización criminal del Cártel del Noreste y del grupo de sicarios Tropas del Infierno, herederos de los procedimientos violentos del grupo de los Zetas, generador de violencia en cinco estados del país y en la región de la frontera chica de Tamaulipas.

El gobierno federal afirmó que esta captura “representa un golpe contundente a la cúpula del poder del Cártel del Noreste”.

También se anunció que para reforzar el despliegue en Nuevo Laredo, Tamaulipas, arribará personal militar y aeronaves a la zona de conflicto.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.