Pobladores de la ranchería El Mirador, en el municipio de Ocosingo, capturaron y lincharon a un indígena acusado de robar guajolotes y otros animales de traspatio.

En un video difundido en redes sociales se ve a una persona del sexo masculino vestido de pantalón azul, playera negra, una camisa a cuadros desabrochada y botas de hule, y con las manos amarradas hacia atrás, quien es llevada a un corral, donde le ponen una capucha y juntan leña a sus pies.

Habitantes de esa comunidad indígena interrogan al detenido a la vez que le rocían alcohol en el rostro y sus prendas de vestir. Le reclaman el robo de los animales de traspatio.

Junto a la persona están los dos guajolotes que supuestamente había hurtado cuando fue capturado. Le escupen, le quitan el pantalón, se lo rompen y se lo ponen en el cuello. Sólo queda en ropa interior.

“Si tienes tanta necesidad puedes buscar trabajo. Mira cuantas personas no han dormido por las noches por estar cuidando sus animales. También ellos trabajan para mantener y cuidar a sus animales”, le dicen sus captores.

La noche de este miércoles, la Fiscalía General del Estado (FGE) dijo que, a través de la Fiscalía de Justicia Indígena, inició una carpeta de investigación en contra de quien o quienes resulten responsables por las lesiones provocadas a una persona del sexo masculino en el municipio de Ocosingo.

Señaló que, de acuerdo a las primeras investigaciones, José Antonio «N» sufrió quemaduras de tercer grado en todo el cuerpo, por lo cual fue internado en el Hospital del IMSS de Ocosingo.

La víctima narró que se dirigía a su domicilio ubicado en la comunidad El Limonar, municipio de Ocosingo, cuando en la Ranchería El Mirador un grupo de habitantes lo agarró y lo acusó de robar aves de corral. Le hicieron firmar un convenio y luego le rociaron gasolina y le prendieron fuego.

 

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.