A partir de otoño de 2024, 15 dispositivos electrónicos portátiles deberán usar el cargador único USB-C por decisión del Comité de la Protección del Mercado y Consumidores del Parlamento Europeo, por lo que Apple tendrá que decirle adiós a Lightning en 2024.

La decisión incluye teléfonos, tablets –incluido el iPad–, cámaras digitales, altavoces portátiles, consolas portátiles, auriculares portátiles, consolas de videojuegos y lectores de libros electrónicos.

También será obligatorio el cargador universal para computadoras portátiles, si bien en este caso las instituciones europeas han previsto un periodo adicional de 18 meses desde la entrada en vigor de la norma para dar al sector tiempo suficiente de adaptación.

Además del estándar único de carga, la Unión Europea ha llegado a un acuerdo para armonizar los estándares de carga rápida, indicó Xataca.

También indicó que con este acuerdo se confirma la aprobación de un proceso que lleva en marcha desde 2014, cuando se propuso pasar de los aproximadamente 30 cargadores distintos que existían para los móviles a principalmente tres.

A principios de 2020, el Parlamento Europeo fue más allá y votó a favor de imponer un conector único para cargar los móviles. Ahora será un conector universal para muchos dispositivos, salvo aquellos demasiado pequeños para integrarlos directamente, como monitores de actividad, relojes inteligentes o mini auriculares.

Uno de los objetivos de la nueva legislación es reducir la basura electrónica en la Unión Europea y evitar que los consumidores tengan que adquirir cables y cargadores nuevos con cada compra de dispositivo, ya que a partir de la reforma el usuario podrá elegir con cada compra si incluir o no un artículo de carga, indicaron los responsables del Parlamento Europeo en una rueda de prensa.

Según los datos de la Unión Europea, anualmente se genera entre 11 mil y 13 mil toneladas de residuos electrónicos en el espacio comunitario y con la generalización del cargador único los europeos podrán ahorrarse unos 250 millones de euros en soluciones de carga innecesarias.

Entre las novedades también se incluye la obligación de informar y etiquetar de forma clara las opciones de carga, así como indicar si el producto viene con cargador, con el objetivo de evitar confusiones y facilitar la elección.

La velocidad de carga también queda armonizada para dispositivos que admiten carga rápida, lo que permitirá a los usuarios cargar sus dispositivos a la misma velocidad con cualquier cargador compatible.

Conscientes del uso cada vez más frecuente de cargas inalámbricas en los dispositivos comercializados en la UE, la Eurocámara y los Veintisiete emplazan a la Comisión a actualizar la regulación cuando existan soluciones de carga compatibles con diversos fabricantes.

Los creadores de estos aparatos también están obligados a armonizar el sistema de carga rápida para que los usuarios puedan cargar sus dispositivos a la misma velocidad con cualquier cargador compatible, señaló abc.es.

Indicó que el ponente del informe del Parlamento, el eurodiputado socialista maltés Alex Agius Saliba, considera que “los consumidores europeos se han sentido frustrados durante mucho tiempo con la acumulación de múltiples cargadores con cada dispositivo nuevo y ahora estarán seguros de que podrán utilizar un único cargador para todos sus dispositivos electrónicos portátiles. Estamos orgullosos de que también se incluyan ordenadores”.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.