Un intenso partido fue el que se vivió en el Estadio Akron entre las Chivas y el Atlas durante el juego de ida de los cuartos de final del Torneo Clausura 2022. El Rebaño Sagrado no hizo valer su papel de local y cayó 1-2 ante unos Rojinegros que jamás se buscaron de buscar el arco rival.

Desde los primeros instantes del partido, el cuadro de los Zorros buscó generar jugadas de peligro y los dirigidos por Diego Cocca encontraron su recompensa al minuto 27, cuando, tras un mal despeje de la defensa de Chivas el lateral rojinegro, Luis Reyes, asistió a Julián Quiñones, el atacante recibió el balón en el área grande, pero de espaldas a la portería, sin embargo logró darse la vuelta y eludir la marca de dos zagueros. El colombiano se puso cara a cara contra el arquero Miguel Jiménez, quien logró contener el tiro de tres dedos de izquierda del atacante, pero el rebote le cayó al atlista Jeremy Márquez, el mediocampista no lo pensó y con la parte interna del botín tiro a la portería: 0-1.

A pesar de ser visitantes, el conjunto Rojinegro en absoluto se intimidó por la afición Rojiblanca y siguió insistiendo en la búsqueda del gol. En el minuto 43, Julio Furch fungió como pivote en el área de las Chivas, pues recibió un saque de banda y, a pesar de estar de espaldas al arco, logró dar un pase de cabeza a Jeremy Márquez, el mediocampista se enfiló al área chica y de tres dedos su tiro encontró de nueva cuenta la red: 0-2.

El duelo se estaba complicando para el Rebaño Sagrado, pues la visita estaba imponiéndose, no solo en el marcador, sino en el control del encuentro. Pero esto cambió cuando al minuto 53 Roberto “el Piojo” Alvarado cobro un tiro de esquina que complicó a la defensiva atlista, pues erró en dos ocasiones en el despeje del balón. Tras el segundo defectuoso cabezazo, el esférico lo tomó Cristian Calderón en los linderos del área chica, “el Chicote” no lo pensó y soltó un zurdazo que alcanzó a rozar la pierna derecha de Aldo Rocha, el capitán del Atlas, y eso fue suficiente para cambiar la trayectoria de un tiro que no pudo contener el arquero Camilo Vargas: 1-2.
Si bien este resultado no era el esperado por las Chivas, al menos les da mayor maniobra para el juego de vuelta, el cual se jugará el próximo domingo 15 de mayo en el Estadio Jalisco. Si el Guadalajara pretende avanzar a semifinales, deberá ganar por al menos dos goles de diferencia, ya que si solo lo hace por uno, terminaría empatando con Atlas en el marcador global. Y, dado que los Zorros quedaron mejor posicionados en la tabla (tercer lugar y Chivas en sexto), el cuadro comandado por Cocca sería el que avanzaría.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.