Apple enfrenta una nueva acusación antimonopolio de la Unión Europea (UE), a raíz de una denuncia desencadenada por Spotify, misma que ha dado paso a una investigación; de acuerdo con una persona familiarizada con el asunto, citada por la Agencia Reuters, las autoridades de la UE están reforzando el caso contra la empresa estadounidense.

La Comisión Europea acusó el año pasado al fabricante del iPhone de distorsionar la competencia en el mercado de la música en streaming mediante normas restrictivas para su App Store, que obligan a los desarrolladores a utilizar su propio sistema de pago dentro de la aplicación y les impiden informar a los usuarios de otras opciones de compra.

Según las nuevas normas tecnológicas de la UE acordadas en abril de 2022, enmarcadas en la Ley de Mercados Digitales (DMA, por sus sigla en inglés), estas prácticas son ilegales. Sin embargo, sostiene Reuters, Apple y otros gigantes tecnológicos estadounidenses a los que se aplican las normas tendrán un par de años antes de que se tomen medidas severas.

“A la DMA aún le faltan dos años. Las normas se aplicarán a Apple probablemente a principios de 2024. Por eso siguen siendo importantes los casos antimonopolio”, afirma el abogado Damien Geradin, de Geradin Partners, quien asesora a varios desarrolladores de aplicaciones en otros casos contra Apple.

Además de la investigación sobre el streaming de música, las prácticas de Apple en materia de libros electrónicos y su Apple Pay también están en la mira de la UE.

Como contexto, las empresas que infringen las normas antimonopolio de la UE se enfrentan a multas de hasta el 10% de su volumen de negocios mundial y a órdenes de abandonar las prácticas anticompetitivas.

Finalmente, la Comisión Europea y Apple declinaron hacer comentarios.

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.