Charles Leclerc (Ferrari) se llevó el primer lugar en el Gran Premio de Austria de la Fórmula 1, mientras que Max Verstappen (Red Bull) se quedó con el segundo puesto y Lewis Hamilton (Mercedes) con el tercero. Sergio “Checo” Pérez no concluyó la carrera.

El Circuito de Red Bull Ring significaba una gran oportunidad para que tanto Max como “Checo” continuarán dando un gran paso en su carrera rumbo a lo más alto en la clasificación del Mundial de Pilotos, sin embargo, lo que se vivió en Spielberg, Austria no fue lo esperado para el equipo de Red Bull.

Durante la vuelta 1 y en la curva 3, el jalisciense buscaba una mejor posición tras largar quinto, sin embargo, durante ese intento su auto tuvo un roce con el de George Russell (Mercedes), lo que provocó que hiciera un trompo y fuera directo a la trampa de arena. Cuando logró retomar el control se colocó en la última posición.

Verstappen se mantuvo como líder de la carrera hasta la vuelta 12, pues Leclerc hizo un adelantamiento tras aprovechar un hueco que dejó el neerlandés en el interior y el monegasco no dudó.

Después de incidente con Russell, a “Checo” le costó volver a retomar el ritmo. Pérez entró a pits al final de la primera vuelta para cambiar el alerón delantero y montar el neumático duro. El RB18 no pudo más y en la vuelta 26 el mexicano recibió la orden de ir a boxes para retirar el auto.

A pesar del abandono de Pérez, Max se mantuvo peleando por el primer lugar, aunque detrás de él tenía a Carlos Sainz. Y, cuando las cosas parecían complicarse para el de Red Bull, sucedió la catástrofe para Ferrari. Durante la vuelta 58 y se encontraba en la tercera posición, el motor del auto de Sainz no pudo más y presentó fallas, el español lo dirigió a la grava para evitar algún percance a sus rivales, sin embargo el monoplaza comenzó a incendiarse. Afortunadamente, logró salir ileso de él.

 

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.