La tendencia de homicidios continuó este fin de semana en Morelos sumando 15 homicidios de acuerdo con cifras de fuentes abiertas.

No obstante Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) sumó once.

Los hechos de mayor violencia se registraron en los municipios de Coatetelco, Tlaquiltenango,Tlaltizapán y Zacatepec.

El viernes, un menor de 14 años, reportado como desaparecido, fue asesinado a balazos.

En un segundo caso, dos hombres fueron asesinados a balazos dentro de su domicilio.

El sábado, fue encontrado el cuerpo de un hombre con huellas de tortura en Tlaquiltenango.

Mientras que el domingo en Tlaltizapán, fueron
hallados los cadáveres de dos hombres y una mujer con huellas de tortura y disparos de arma de fuego.

El mismo día pero en Zacatepec, se hallaron los cadáveres de dos hombres asesinados a balazos dentro de su domicilio.

El resto de los delitos por homicidio fueron cometidos con arma de fuego en la vía pública.

De forma contradictoria, estos hechos ocurrieron el sábado en que se llevó a cabo la octava Marcha por La Paz en Cuernavaca, en la que participaron alrededor de 5 mil personas.

Previo a la caminata, el Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro, subrayó las lamentables y escalofriantes cifras de violencia que se viven en el país y en Morelos.

Vivimos, dijo, una dura realidad que golpea y salpica de sangre a México.

De esta manera, Ramón Castro cuestionó la falta de resultados de la actual estrategia de seguridad y demandó a las autoridades un cambio urgente.

«Nunca será lícito ni legal que la autoridad civil claudique de su responsabilidad en materia de seguridad y paz social, para eso tienen el poder y uso legítimo de la fuerza; abrazos, no balazos, es demagogia y hasta cierto punto complicidad”, demandó.

“Autoridades no fallen, cumplan su función, garanticen con hechos la seguridad».

Por Staff

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.